Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Festival de Cine de Tribeca busca su identidad en una nueva edición

Nació de las cenizas del 11-S para sacar al bajo Manhattan del marasmo económico. Ahora el Festival de Cine de Tribeca, busca una identidad que le permita afianzarse como un nuevo certamen de cine independiente en Estados Unidos. En su segunda edición, la muestra cuenta con una selección algo ecléctica de obras, retrospectivas y simposios, a la espera de definir su papel en el circuito de festivales o caer en el olvido.

El año pasado, Robert de Niro y su socia, Jane Rosenthal, montaron el festival en menos de tres meses. Tribeca (acrónimo por Triangle Below Canal) es el cuartel general de De Niro. Allí vive y allí tiene varios restaurantes además de su productora TriBeCa Productions. "Hacía diez años que quería hacer esto" dijo el actor en la presentación de la muestra.

"En estos momentos nos sentimos un poco esquizofrénicos porque no queremos que nos perciban como un festival serio", comentó Rosenthal al diario The New York Times, "seguimos sin saber muy bien lo que somos. Es cómo preguntar a un niño de dos años lo que quiere ser de mayor".

200 películas

El festival empezó ayer con el estreno de Down with Love, una comedia romántica con Renée Zellwegger y Ewan McGregor, y se prolongará a lo largo de diez días, durante los cuales mostrará un abanico muy amplio de unas 200 películas.

En Tribeca se estrenarán entre otras, la última versión cinematográfica de los Pokemon, la película con Michael Douglas The In-Laws (la familia política), y The Italian Job, un thriller con Mark Wahlberg y Edward Norton. La sección de documentales cuenta con dos presencias españolas: Polígono Sur de Dominique Abel y Souvenir Views de Begoña Plaza.

Entre los actores y directores que participan en los seminarios figuran Nathan Lane, Helen Hunt, Paul Rudd y Trey Parker y Matt Stone, creadores de los dibujos animados satíricos South Park.

En el resto del programa destacan, Baghdad On/Off, del exiliado iraquí Saad Salman y Fire dancer, del afgano Jawed Wassel, asesinado en Estados Unidos en octubre de 2001. Asimismo se mostrarán nuevas copias de Érase una vez en América, (1984) protagonizada por De Niro y El bueno, el feo y el malo, (1965) del director italiano Sergio Leone. El Festival también cuenta con una notable presencia de cine latinoamericano. No hay tierra sin dueño, de Sami Kafati, es la primera película producida en Honduras, bajo el sello de "independiente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de mayo de 2003