Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jueces de Alicante insisten en pedir más personal al TSJ

Magro dice, en cambio, a Justicia que el funcionamiento es "óptimo"

Carlos González Cepeda, consejero de Justicia, contrarrestó ayer las reivindicaciones de los jueces de Alicante para una correcta aplicación de los juicios rápidos con un informe paralelo elaborado por el presidente de la Audiencia Provincial, Vicente Magro, que califica de "óptimo el funcionamiento". Los magistrados se reafirmaron en sus peticiones al TSJ de más personal para garantizar la eficacia de la norma.

Los juzgados de instrucción de la provincia de Alicante, 72 horas después de la entrada en vigor de la Ley de Juicios Rápidos, han incoado doce procedimientos de urgencia por otros tantos delitos. En menos de 22 días serán enjuiciados. El análisis de cómo ha transcurrido el estreno de la norma tiene lecturas encontradas. Ayer, los funcionarios abundaron en sus reivindicaciones. CC OO adelantó que en el caso de que la Consejería de Justicia no dispense los medios idóneos para que los funcionarios trabajen en condiciones dignas recurrirán a la vía judicial. La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) de Alicante denunció, mediante un comunicado, que los agentes de base no han recibido formación para la instrucción de los atestados. El colectivo reprochó que la Administración haya ignorado a este cuerpo, dado que según el sindicato, en caso de la comisión de un error, el agente puede ser sancionado con arresto domiciliario.

Entretanto, los jueces de Alicante, a través de su junta, se ratificaron en las demandas planteadas el martes ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ). Los magistrados insisten en que los medios actuales son insuficientes. Carlos González Cepeda rechazó esta crítica al esgrimir un escrito remitido ayer por Vicente Magro, presidente de la Audiencia de Alicante. El documento califica de "óptima" la entrada en vigor de los juicios rápidos, si bien el informe, de ámbito provincial, solicita la "ampliación" de plantilla para la demarcación de Alicante y el acondicionamiento del juzgado de guardia. Magro también reclama videoconferencia en los partidos judiciales sin fiscal adscrito y una revisión del personal necesario para las guardias. Cepeda admitió ciertas disfunciones, aunque obvió las demandas de los jueces de Alicante al TSJ.

Ayer, la realidad matizó el optimismo del consejero. Los juicios rápidos no se aplicaron en Castellón, pese a la existencia de un caso que sí reunía las condiciones. Según fuentes de la comisaría de Castellón, "problemas técnicos impidieron la comunicación entre comisaría y los juzgados". Los problemas se centraron en la agenda electrónica que, como señaló el decano de los jueces, Horacio Badenes, presenta varios errores. El acceso a los modelos de diligencias urgentes tampoco fue posible, informa María Fabra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de mayo de 2003