Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

El alcalde se va

Tengo un sentimiento contradictorio. De alegría, porque Manzano se va. Se marcha el que creo ha sido el peor alcalde de Madrid con diferencia. Se va dejándonos una ciudad más cara y cada día más inhabitable; una ciudad impracticable a cualquier hora del día; una ciudad en la que la cultura se ha mantenido agónica gracias al empeño de unos pocos convencidos; una ciudad en la que casi es imperceptible el ahorro de tiempo entre coger el coche o el transporte público; una ciudad anodina, insegura, casposa y castizona que solamente respira por los pocos barrios en los que un puñado han tenido que practicar el ejercicio de crear islas para no contagiarse de la epidemia del estilo triste, gris y mediocre que ha emanado de la Plaza de la Villa durante más de diez años.

La otra parte de sentimiento, el de decepción, me viene porque Manzano se va, ya que así lo quiere el PP, no porque los madrileños le hayamos rechazado en las urnas. Ánimo, ahora sólo nos queda que se vaya Ansuátegui.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de abril de 2003