Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno mantiene vedado el baño en las playas para Semana Santa

Las playas vascas seguirán siendo "no aptas para el baño" durante la Semana Santa, según decidió ayer la comisión de seguimiento del vertido del Prestige. Pese a que las cantidades que se recogen son pequeñas (2.300 kilos ayer) y proceden de las rocas y acantilados, y no de nuevas manchas, la anterior prohibición de Sanidad se mantendrá.

El portavoz del Ejecutivo, Josu Jon Imaz, recomendó ayer extremar las precauciones con los niños más pequeños, si se pasea por las playas, para impedir que se lleven arena a la boca y los ojos. Imaz advirtió de la conveniencia de no caminar descalzo por la arena y de no internarse por las zonas de rocas.

El también responsable de Turismo del Gobierno dudó que la prohibición de bañarse vaya a afectar al número de visitantes, ya que quienes eligen Euskadi en estas fechas no esperan poder hacerlo por la propia temperatura del agua.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de abril de 2003