Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Universidad

Montero dice que la UPV ha pasado de centro de masas a centro de calidad

El número de profesores ha crecido un 8% desde 1998 pese a descender un 16% los alumnos

Los 3.838 profesores con los que cuenta la Universidad del País Vasco (UPV) fueron los principales avales que utilizó ayer su rector, Manuel Montero, para afirmar que la institución educativa que dirige ha pasado de ser "una universidad de masas" para convertirse en una "universidad de calidad". El argumento que esgrimió para cimentar su juicio está basado en la mejora del ratio profesor/alumno que se ha producido en los últimos años en la UPV.

Esta relación ha registrado un notable descenso en los últimos tres años, en los que ha pasado de 19 a 14 estudiantes por profesor. "El indicador comienza a ser aceptable y supone una mejora en la investigación y en la calidad de la enseñanza", subrayó. El leve aumento de la plantilla docente en los cinco últimos años -de 3.335 a 3.622 en el profesorado consolidado (no se incluyen las sustituciones), por el segundo plan de euskaldunización, las nuevas titulaciones y el mayor peso de las clases prácticas, combinado con la reducción en el alumnado por el descenso de la población en edad universitaria y la rebaja del tiempo de estudio -las licenciaturas han pasado de cinco a cuatro años-, ha contribuido a esta relación más favorable.

Montero obvió, sin embargo, otros aspectos en los que la UPV debe recorrer aún un largo camino. Es lo que sucede en los casos de las infraestructuras científicas y académicas, donde las deficiencias en algunos casos son evidentes, o la escasez de personal técnico y de administración y servicios, que sitúan a la UPV en los últimos puestos de la red universitaria española en estos aspectos.

El dato utilizado por el rector fue uno de los que se desglosó en la presentación del documento El profesorado en cifras, un texto que se presentará a la sociedad con carácter anual para dar , tal y como destacó el vicerrector de Profesorado, Víctor Urrutia, "una mayor transparencia a una de las áreas más importantes y menos conocidas" de la universidad. "A veces se olvida la labor del mejor capital de la UPV, y conviene recordarlo, sobre todo en un momento en el que se debaten los estatutos y la ley universitaria vasca. Estos son datos que objetivan otras discusiones más jurídicas", añadió.

Dos catedráticos al mes

La lectura de los números y estadísticas recopilados sirven, a juicio de Urrutia, para calificar a la plantilla docente de la UPV como "madura y consolidada". Según el informe presentado ayer, el 67% de los profesores son funcionarios. Dentro de este porcentaje, cabe resaltar que el 53% corresponde a profesores titulares (31% de universidad y 22% de escuela universitaria) y el 14% a catedráticos.

Uno de los indicadores de calidad utilizado por Urrutia tiene que ver con la figura máxima en el escalafón universitario. Durante el pasado año, dos profesores al mes lograron la plaza de catedrático. Con idéntica periodicidad, otros dos se convirtieron en doctores. Merced a este ritmo, el número de docentes que ostentan el título de doctor ha alcanzado el 58%.

Otro de los elementos de descripción del profesorado de la UPV recogido en el documento es el relativo al bilingüismo de la plantilla. Según el texto, casi tres de cada diez docentes, el 27%, pueden impartir sus clases tanto en euskera como castellano, un porcentaje similar al número de vascoparlantes de la comunidad autónoma vasca. En este caso, existen diferencias entre los tres campus. Mientras en el de Guipúzcoa el porcentaje sube a un 39%, en Vizcaya baja a un 26% y en Álava a un 25%.

Junto a la descripción del presente, Urrutia también perfiló las perspectivas a medio plazo en el campo docente. El vicerrector de Profesorado auguró un reequilibrio en la plantilla por la evolución natural de sus miembros. Según sus estimaciones, alrededor de 340 profesores se jubilarán en los próximos diez años. Lo que evitó concretar fue si esas plazas serían de nuevo cubiertas. "Que haya más o menos contrataciones depende de las políticas que se acuerden con el Gobierno vasco dentro del tercer plan de euskaldunización y de las nuevas titulaciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de abril de 2003