Chamberí tendrá sobre los depósitos del Canal un parque de 118.000 metros con un helipuerto en el centro

Los vecinos de la confluencia de las calles de Islas Filipinas, Ríos Rosas y Bravo Murillo van a ver, por fin, cómo la gran explanada que hay en el cruce de esas vías del distrito de Chamberí se convierte en un parque de 118.547 metros cuadrados, que estará finalizado en diciembre de 2005.

El presidente regional, Alberto Ruiz-Gallardón, y el alcalde, José María Álvarez del Manzano, colocaron ayer la simbólica primera piedra del futuro parque de Islas Filipinas. Éste es el segundo proyecto de recuperación de zonas verdes del Canal de Isabel II de los tres que tiene previsto el Gobierno regional. En total "se pondrán a disposición de los madrileños 250.000 metros cuadrados de nuevos jardines", según Ruiz-Gallardón.

El futuro parque se asentará sobre la cubierta del tercer depósito del Canal en la avenida de Islas Filipinas. Su construcción, adjudicada a ACS, supone una inversión de 41 millones de euros. Ese dinero se gastará en la realización de un gran estanque central que contará con 120 surtidores sobre una superficie de 9.104 metros cuadrados. En el centro de ese estanque se elevará un helipuerto, al que los pasajeros pueden acceder en sus coches a través de un puente colgante. El conjunto tendrá un diseño en forma de elipse y está rodeado de 47.000 metros cuadrados de jardín, según el presidente del Canal de Isabel II, Pedro Calvo Poch.

En uno de los extremos del parque se construirá un campo de fútbol de césped artificial resistente al calor y al hielo. El diseño de todo el conjunto se complementa con zonas ajardinadas, paseos peatonales, 13 pérgolas y un vivero. La nueva zona verde, ubicada en una parte de la capital carente de un gran parque de recreo, se enmarca en la actuación del Canal de Isabel II de "reinvertir" sus beneficios acondicionando el terreno donde se asientan sus depósitos de agua (Islas Filipinas, plaza de Castilla y calle de Santa Engracia).

Por otra parte, Ruiz-Gallardón, inauguró ayer la rehabilitación de la Real Casa de Postas, un edificio del siglo XVIII situado junto a la Puerta del Sol, que, tras 17 meses de trabajo y una inversión de 8 millones de euros, recuperará su función como dependencia de la Comunidad de Madrid.

ULY MARTÍN

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 14 de abril de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50