Valencia obliga a poner las antenas a 100 metros de hospitales y colegios

Las antenas de telefonía móvil deberán situarse a una distancia mínima de 100 metros de los hospitales y centros educativos (incluidas las guarderías), según una disposición adicional que el Ayuntamiento de Valencia incorporará a la ordenanza que regula estas instalaciones. La comisión de Urbanismo ya aprobó en noviembre pasado -a propuesta de la oposición- este criterio al presentarse los planes técnicos de implantación de nuevas antenas de dos operadoras de telefonía móvil, y ahora modifica la ordenanza para dar rango normativo a esta exigencia. La modificación se produce, según explicó ayer el concejal de Urbanismo, Miquel Domínguez, a raíz de la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que, a partir de la ordenanza de telefonía de Albatera, se pronuncia sobre las competencias estatales y locales en esta materia. Domínguez destacó que el fallo "apoya" la ordenanza aprobada por Valencia en noviembre de 2001 y da "cobertura" legal para marcar la distancia de las antenas de los espacios "de especial sensibilidad en materia de protección sanitaria" como son los hospitales y centros educativos. El Ayuntamiento impondrá la distancia mínima de 100 metros para edificios sanitarios o escolares no construidos pero con suelo cedido. Según Domínguez, la nueva disposición no es retroactiva. Por contra, el portavoz y candidato del PSPV, Rafael Rubio, considera que la medida puede aplicarse a antenas ya instaladas. La ordenanza, además, establece la revisión de las licencias cada dos años, momento en el que se podrá exigir esta distancia mínima.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 14 de abril de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50