GUERRA EN IRAK | Los planes para la pacificación

El secretario de Estado de Defensa dirigirá la actividad española para el futuro de Irak

El Gobierno baraja enviar a la Guardia Civil para que participe en el mantenimiento de la paz

El Gobierno ha nombrado al secretario de Estado de Defensa, Fernando Díez Moreno, "coordinador" de todas las actividades relacionadas con el futuro de Irak. Díez Moreno, entre cuyas competencias figura también la representación exterior de España en estos asuntos, será la autoridad máxima en la materia y de él dependerá el general Luis Feliú, actual delegado militar ante la OTAN, que se establecerá en Bagdad como enlace del Gobierno español con la autoridad interina que tiene previsto crear Estados Unidos y el Reino Unido.

Más información

El nuevo mister Irak, como ha sido bautizado en términos periodísticos, será el responsable último de cuanto haga España en los tres retos básicos de la posguerra: la ayuda humanitaria, la reconstrucción del país y la edificación institucional.

Díez Moreno dependerá a estos efectos directamente del llamado gabinete de crisis, integrado por el presidente y el vicepresidente primero del Gobierno, junto a los ministros de Exteriores, Defensa, Economía, Interior, y el de Hacienda en ocasiones.

Su primera tarea será constituir un equipo de colaboradores, que integrará a funcionarios de casi todos los departamentos citados, especializados en los tres tipos de tareas que considera el Gobierno.

El primero, el de la ayuda humanitaria, cuenta con un presupuesto inicial de 50 millones de euros, que incluyen los 16 asignados a la misión militar con fines sanitarios y de apoyo logístico que ya está llegando al puerto iraquí de Um Qasr. El equipo de Díez Moreno tendrá que negociar la distribución por proyectos de otros 20 millones otorgados a Turquía, Siria, Jordania e Irán para la atención de refugiados, además de garantizar la eficacia de los 14 millones de euros restantes, repartidos entre ONG y organismos internacionales.

El segundo campo de actividad es el de la reconstrucción, y en el se ventilarán las aspiraciones de empresas españolas a jugar un papel tanto en la renovación de las estructuras de un país devastado por la guerra como en la explotación futura de sus recursos. El Gobierno ha iniciado ya contactos en este sentido, y es evidente que espera encontrar un trato acorde con el apoyo especial que ha prestado a Estados Unidos en el conflicto.

Por lo que se refiere a la edificación institucional de un sistema democrático que sustituya al régimen de Sadam Husein, el Gobierno de José María Aznar está dispuesto a participar tanto en la fase de diseño del mismo como en la de su implantación, indican fuentes gubernamentales, que destacan la experiencia que España ha acumulado en la formación de polícías, jueces y otros funcionarios de países de África y América Latina.

Las mismas fuentes consideran probable que España envíe a Irak unidades de la Guardia Civil para garantizar el mantenimiento de la paz, una vez que cesen las hostilidades. Fuerzas de ese instituto armado han realizado ya misiones similares en Bosnia y Kosovo. El propio Aznar sugirió desde el principio de la crisis -y sus colaboradores lo han dicho más abiertamente- que esa posibilidad está también abierta en el caso de Irak y que la decisión de no participar directamente con tropas, salvo por lo que se refiere a la misión sanitaria y de apoyo logístico ya enviada, se limita a la fase de combate.

Fernando Díaz Moreno cuenta para realizar esta misión con un currículo que aúna experiencias sucesivas en el mundo económico y en el castrense.

Nacido en 1941, próximo al Opus Dei, del que es miembro su superior en el Ministerio de Defensa, Federico Trillo, mister Irak estudió Derecho en Salamanca e inició su vida profesional en la Administración pública, como abogado del Estado.

Conoce también bien el mundo de la empresa privada, que ahora va a gravitar en torno a la reconstrucción de Irak, ya que fue secretario de Unidad Eléctrica, SA (Unesa), el lobby de las eléctricas, hasta que fue nombrado subsecretario de Economía y Hacienda, en 1996, cuando Aznar llegó al Gobierno. De ahí pasó a secretario de Defensa, en mayo de 2000. Fernando Díez Moreno, miembro de la Ejecutiva del PP en la que se dice que tiene un gran ascendiente sobre su líder, acumulará las nuevas responsabilidades sobre Irak a las que viene asumiendo como secretario de Estado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 08 de abril de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50