La plantilla de Limasa desconvoca la huelga tras lograr sus reivindicaciones

El pleno aprobó por unanimidad rescindir el contrato a la empresa

El pleno del Ayuntamiento de Málaga aprobó ayer por unanimidad iniciar el expediente de resolución del contrato de limpieza con Limasa -51% privada y 49% municipal- por sus incumplimientos. Además, se comprometió a asumir las reivindicaciones de la plantilla para 2003, por lo que el comité desconvocará hoy la huelga prevista a partir del domingo. La oposición advirtió al gobierno de que la justificación de la medida era "endeble" y le acusó de intentar salvar la cara ante las elecciones.

La moción del PP argumenta que existe una conflictividad laboral "crónica" en la empresa, "cuya reiteración se prevé en los 14 años restantes" del contrato, de la que se deriva un incumplimiento "grave" del servicio y que existen quejas sobre la prestación por parte de vecinos, organizaciones empresariales y de los trabajadores. Además, interpreta la negativa de la parte privada a cumplir el acuerdo alcanzado el año pasado tras una huelga de una semana -recogido por los trabajadores como plataforma para 2003- como una "coacción" de sus socios para obtener "reivindicaciones empresariales".

La oposición respaldó la propuesta y la interpretó como un reconocimiento del equipo de gobierno al "fracaso" de la concesión. La portavoz del Grupo Socialista, Marisa Bustinduy, advirtió sobre la inexistencia de informes escritos del interventor o del secretario general que avalaran la resolución del contrato, así como la falta de sanciones previas a la empresa por incumplimiento que darían más fuerza al expediente. Por eso, la edil expresó sus temores a que el paso adoptado ayer deje "una mala herencia" a la próxima corporación.

La concejala de Medio Ambiente, Carolina España, justificó la falta de informes en que el expediente se iniciaba justamente con el acuerdo del pleno. Para la edil, la decisión del PP no estaba motivada en el fracaso de la concesión, sino en "la valentía" de "quitar de enmedio a tres empresas [FCC, Sando y Urbaser, que ostentan el 51%]" que no cumplen.

Hasta la resolución del contrato, que puede llevar de dos a cuatro meses, la sociedad seguirá limpiando la ciudad. IU propuso la intervención del servicio como medida cautelar hasta que se haga efectiva la rescisión, pero el PP rechazó la enmienda. El gerente de Limasa, Ignacio Menéndez, dijo que la parte privada valorará el acuerdo plenario y "tomará las decisiones adecuadas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 08 de abril de 2003.

Lo más visto en...Top 50