Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda de El Escorial se enfrentará al PP agrupada en una coalición

El jefe de cirugía torácica del hospital de La Princesa encabeza la lista electoral

La izquierda ha apostado por la unión en El Escorial. PSOE, IU, un grupo ecologista y varios independientes han formado la coalición Foro Progresista de El Escorial para arrebatar el gobierno de la localidad al PP en las próximas elecciones locales. Al frente del grupo irá un independiente que goza de gran respeto y prestigio en el municipio: Lorenzo Fernández Fau, jefe de cirugía torácica del hospital de La Princesa. A lo largo de su carrera, ha ocupado puestos de responsabilidad en diferentes sociedades y fundaciones científicas, nacionales e internacionales.

"Ofrecemos a los escurialenses transparencia en la gestión e ilusión, mucha ilusión", explica Fernández Fau. "En cuanto a la honradez", prosigue, "se da por descontado en esta coalición". "El mundo está en crisis y eso afecta también a nuestro país y sociedad; creo que es el momento de recuperar determinados valores y de involucrarse en ello. Tenemos que participar tanto en su construcción como en su mantenimiento", argumenta Fernández Fau. Al mismo tiempo, rechaza entrar en la polémica sobre los logros y fracasos del actual gobierno municipal: "No voy a juzgar lo que han hecho mal o bien. Eso es labor de los ciudadanos".

Otra de las razones para aceptar el puesto es que en esta ocasión no era un determinado partido político el que le pedía su colaboración. "Son diferentes personas, muchas de ellas independientes. No representamos a un único grupo", dijo. Fernández Fau seguirá ejerciendo su actividad profesional: "Tengo el tiempo suficiente para dedicárselo a todas las actividades que desarrollo".

Solidaridad ciudadana

La coalición pretende que los ciudadanos participen con mayor intensidad en la gestión municipal. "Crearemos comisiones intermunicipales en las que se involucre el alcalde, los concejales y los colectivos sociales". La idea es estimular al ciudadano y fomentar el sentido de la solidaridad. El candidato considera que una persona entiende mejor las razones por las que el presupuesto se destina a una determinada partida, y no a otra, si se le explican las necesidades sin tapujos.

El secretario general del PSOE en El Escorial, Lucas Reguilón, mantiene que esta unión de fuerzas es consecuencia de la política de colaboración que existe entre socialistas e IU desde hace tiempo en el Ayuntamiento. Reguilón confía en evitar así la dispersión del voto de izquierda que se produjo en los anteriores comicios locales.

En las últimas elecciones, el PP logró ocho ediles; el PSOE, tres, e IU, dos. Según el análisis del secretario general socialista, al PP le benefició la desaparición de un partido independiente. "Aglutinó todo el voto de la derecha", puntualiza.

Para Reguilón, la izquierda se enfrenta a otro problema en el pueblo: el voto cautivo que el PP tiene de los llamados virginianos, una congregación religiosa afincada en la localidad. "Empadronan continuamente a personas que no residen aquí, porque les interesa que siga gobernando el PP que les permite hasta construir edificios ilegales", esgrime el socialista. Reguilón asegura que el día de las elecciones, los fieles se acercan a votar al pueblo hasta en autobuses de otras provincias.

El PP desmiente esta acusación y dice que no se puede controlar el voto individual de cada persona. "Nosotros no sabemos a quién votan los ciudadanos, sería kafkiano", opinan fuentes del equipo de gobierno.

En cuanto a IU, su portavoz, Santiago Arranz, aclara que su grupo político interviene en esta coalición para poner freno a los desmanes del PP, que obtuvo la mayoría absoluta en las pasadas elecciones. "Hay infracciones en materias urbanísticas, no hay control de las obras y el pueblo se encuentra totalmente parado con respecto a las localidades adyacentes", denuncia Arranz. El portavoz piensa que el trabajo que ha realizado el equipo de gobierno en estos años es mínimo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de abril de 2003