Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Corporación de Málaga anuncia la resolución del contrato con Limasa sin indemnización alguna

La empresa cree que se abre un proceso legal en el que cada parte "sabrá a qué atenerse"

No habrá huelga de limpieza en Semana Santa en Málaga. El Ayuntamiento anunció ayer la resolución del contrato con Limasa, participada en un 51% por la empresa privada y en un 49% por el consistorio. La propuesta -que será llevada hoy a un pleno extraordinario por el equipo de gobierno- prevé que la recuperación del servicio sea sin indemnización por incumplimiento de la empresa. La moción también recogerá el compromiso de asumir el aumento reclamado por la plantilla, por lo que el comité desconvocará la huelga indefinida que iba a iniciar el domingo.

El alcalde, Francisco de la Torre, venía diciendo desde hacía varios días que no toleraría una huelga de limpieza en Semana Santa. Ayer convocó al comité a primera hora de la tarde para informarle que "con el asesoramiento jurídico del secretario general y el interventor", el equipo de gobierno había decidido la resolución del contrato con Limasa por incumplimiento de la adjudicación.

La propuesta será aprobada hoy en un pleno monográfico. El segundo punto de la moción especificará que una vez concluido el proceso de resolución -que puede llevar de dos a cuatro meses y acabará con el 100% del capital en manos del Ayuntamiento- se asumirá el acuerdo firmado en agosto pasado por la empresa y los trabajadores. La parte privada (FCC, Urbaser y Sando) se negaba a cumplir ese documento que ella misma firmó y que estipulaba un incremento salarial del IPC más un 1,5%. El comité anunció que en cuanto el pleno apruebe hoy la propuesta desconvocará la huelga indefinida prevista a partir del domingo justamente para reclamar el cumplimiento de ese acuerdo alcanzado ante el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla).

"No es un atropello de legalidad", aseguró el alcalde, tras lamentar que los trabajadores convocaran la huelga. Según De la Torre, el proceso de resolución se hará con seguridad jurídica "para que no haya riesgos". El primer edil justificó la recuperación sin indemnización de la contrata en el "abandono o no atención a la ciudad". Desde que se creó Limasa III, en 2001, ha habido cuatro convocatorias de huelga, de las cuales dos llegaron a concretarse. La última, la del año pasado, que duró una semana y se cerró con el acuerdo que ahora la parte privada no acata.

De la Torre admitió que puede haber una "corresponsabilidad" de los trabajadores en la "densidad" de huelgas, pero acotó que "cuando se gerencia una empresa, se tiene que procurar buscar la salida a cualquier situación de conflicto y evitarla". Y según el alcalde, la sociedad tiene margen en sus resultados económicos para encontrar esas soluciones.

El regidor, que también comunicó su decisión a la empresa, afirmó que hasta ayer trató de convencer a la parte privada de que asumiera el acuerdo del Sercla "pero no ha sido factible". De la Torre no avanzó si cuando concluya la resolución, la empresa quedará municipalizada o si volverá a ser mixta, pero aclaró que en todo caso habrá "un mayor control del Ayuntamiento".

El presidente del comité, Manuel Belmonte, comprometió la desconvocatoria de la huelga y añadió que la decisión del consistorio "dentro de lo malo, era la mejor opción" porque desde que se creó la sociedad "no funcionaba y cada año iba a peor". Además, Belmonte reprochó a la empresa haber convocado al comité dos veces durante el fin de semana para "reírse" de los trabajadores.

El gerente de Limasa, Ignacio Menéndez, no quiso avanzar si la parte privada recurrirá la decisión del Ayuntamiento, aunque apuntó: "Se inicia un proceso legal y hasta que no se concrete no hay nada que deba comentar. Cada uno sabrá a qué atenerse". El gerente garantizó que hasta que no se resuelva el contrato Limasa seguirá prestando el servicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de abril de 2003