Condenados a tres años dos ex directores del Cesid por escuchas ilegales a HB

La Audiencia Provincial de Vitoria ha condenado a tres años de prisión y a ocho años de inhabilitación a Emilio Alonso Manglano y Javier Calderón, ex directores del antiguo Centro Superior de Investigación de la Defensa (Cesid), como responsables de un delito de interceptación ilegal de las comunicaciones telefónicas de la sede de Herri Batasuna en Vitoria en 1998. La sentencia, que será recurrida ante el Supremo por la fiscalía -que pedía la absolución de los encausados- y por el abogado del Estado, también condena a otros dos agentes del Cesid a dos años y medio de prisión. El Tribunal Supremo sentenció la pasada semana la ilegalidad del partido abertzale radical y decretó su disolución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de abril de 2003.