Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN IRAK | El debate de la posguerra

Jordania protesta ante EE UU por los civiles muertos

El primer ministro jordano, Alí Abul Ragheb, convocó ayer al embajador de EE UU en Ammán, Edward Gnehm, para presentar una protesta enérgica por "el creciente número de civiles muertos en la invasión" de Irak y pedir el "fin de las hostilidades y la agresión". La convocatoria, una forma mitigada de protesta diplomática, tuvo lugar pocas horas después de que el rey Abdalá II efectuara unas declaraciones a la agencia de prensa jordana Petra, en la que condenaba, por primera vez, la guerra contra Irak y aseguraba "sentir como padre el dolor de toda la familia iraquí, por la muerte de cada niño".

"El pueblo jordano, y yo entre ellos, condena fuertemente las matanzas de niños y mujeres y sentimos dolor y pena al ver en nuestras pantallas de televisión el numero creciente de mártires entre la población civil iraquí", dijo el monarca.

Con estas críticas, el Gobierno y la corona hachemita tratan de mitigar el malestar de la población y de un gran sector de la ciudadanía árabe, que acusan a los dirigentes jordanos de apoyo incondicional a EE UU. Todos estos sectores coinciden incluso en acusar al rey Abdalá II de traidor, por permitir la presencia de tropas aliadas en su territorio y dejar abierto el espacio aéreo para el paso de los bombarderos.

La campaña de protestas populares, que ha venido impulsando manifestaciones en todas las ciudades de Jordania, culminó hace tres días con una carta de 99 intelectuales y líderes políticos, entre ellos un ex primer ministro, en la que solicitaban al rey Abdalá que condenara la guerra y la calificara de ilícita, como han hecho otros muchos países.

Por su parte, el principal partido de la oposición jordano, Frente de Acción Islámica, emitió ayer a través de uno de sus imames una fatua (decreto religioso) por el que se considera que el apoyo del Gobierno jordano a EE UU es "uno de los más graves pecados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de abril de 2003