Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Juan Gerona Pena, traductor

El 11 de enero de este año falleció en Dallas Juan Gerona Pena, a los 73 años de edad. Juan Gerona formó parte del pequeño grupo que, bajo la inspiración ideológica y política de Julio Cerón Ayuso, creó en el otoño de 1958 el Frente de Liberación Popular (FLP), cuyos militantes serían conocidos después con el apodo de los felipes.

De ese grupo también formaron parte Raimundo Ortega, José Ramón Recalde, Alfonso Comín, Ignacio Fernández de Castro, Juan Massana, Jesús Ibáñez, Fernando Romero y los hermanos Gomis.

La participación del Frente de Liberación Popular en la huelga nacional pacífica de junio de 1959 supuso la caída y detención de Julio Cerón, Raimundo Ortega, Luciano Rincón y Juan Gerona, y varios más. Todos ellos fueron juzgados como autores de un delito de rebelión y condenados a diversas penas de prisión. Juan Gerona fue condenado a tres años de prisión por sentencia del Consejo Supremo de Justicia Militar de 25 de diciembre de 1959.

Estuvo preso desde junio de 1959 hasta julio de 1961, en que fue excarcelado. En mayo de 1963 se trasladó a Ginebra, donde trabajó como traductor temporal hasta septiembre de 1964 en la Organización de Naciones Unidas.

Como había aprobado antes de irse a Ginebra el examen de traductor al español de Naciones Unidas, en octubre de 1964 se incorporó a la sección de Traducciones al Español en la sede de la ONU, de la que llegó a ser jefe durante casi diez años, hasta su jubilación en el año 1990.

Como jefe de la sección de Traducciones al Español en Nueva York contribuyó a la defensa del español en su utilización práctica en la Organización, y suya fue la iniciativa de redactar un útil Manual del traductor que ha ayudado a muchos traductores a tener una herramienta práctica para enfrentarse a textos y fórmulas bastante complejos. Gran amante del ajedrez y los viajes, Juan Gerona fue un consumado políglota que, además del inglés y el francés, dominaba la traducción del ruso y el chino, aparte del catalán, su otra lengua materna, el italiano y el portugués.

Su casa de la ciudad de Nueva York estuvo siempre abierta a los amigos y colegas, como Eduardo Mendoza, Miguel Sáenz, Fernando Santos, Nicolás Sánchez Albornoz, Gabriel Tortella, Carlos Bustelo, Juan Gelman, Amparo Alvajar y un largo etcétera.

Guardo un buen recuerdo de Juan Gerona como amigo y colega, y desde aquí transmito un sentido pésame a su viuda, Isolina Fantini, y a sus hijos, Carlina y Juan, que se han trasladado a Madrid para depositar sus cenizas en un cementerio de la Comunidad de Madrid. Previamente habrá una ceremonia de despedida a Juan Gerona en el tanatorio de la M-30, el sábado 5 de abril, a las once de la mañana.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de abril de 2003