Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AMENAZA DE GUERRA | La defensa de Bagdad

EE UU elabora una lista de nueve criminales del régimen iraquí

EE UU ha identificado a nueve responsables iraquíes, entre ellos Sadam Husein y sus dos hijos, que podrían ser juzgados por crímenes contra la humanidad de ser capturados por las tropas estadounidenses. La lista, que incluye a los hombres más próximos a Sadam, debía ser entregada a Bagdad por una delegación de la Liga Árabe, el pasado viernes, pero el viaje fue finalmente cancelado. Es el último mensaje de Washington a la cúpula iraquí para que elija el exilio.

La lista, que publicó ayer The New York Times, consta de 12 nombres, de los que por ahora sólo se conocen nueve. Además de Sadam: su hijos Uday, a cargo de las represalias contra los disidentes del régimen, y Qusay, responsable de la Guardia Republicana; Alí Hasan al-Hamid, gobernador de Kuwait en 1990; Aziz Salih Numan, su número dos; Muhamad Hamza al-Zubaidi, responsable, según Washington, de la brutal campaña contra la población shií a principios de 1991; Izzat Ibrahim, vicecomandante en jefe del Ejército iraquí; Abid Hamid al-Tikriti, secretario presidencial, uno de los hombres más cercanos a Sadam, y Hani Abd al-Latif Tilfah, director de la seguridad, presunto responsable del arsenal de armas de destrucción masiva.

"Éste es el grupo que esperamos elija irse o que, por el contrario, podríamos capturar si recurrimos a la fuerza", indicó a The New York Times un responsable del Gobierno estadounidense que prefirió mantener el anonimato. "Se les busca por los crímenes que ha cometido el régimen".

"El objetivo es todo el Gobierno, no sólo un individuo", especificó desde Kuwait el general William Wallace. "Sadam es uno de los representantes del régimen. No me importa mucho lo que le pase si después de él podemos crear un nuevo Estado iraquí".

Posibilidad de exilio

El Gobierno del presidente George W. Bush ha pedido en numerosas ocasiones a la cúpula de Bagdad que elija el exilio. La Liga Árabe había preparado incluso algunas alternativas que debía trasladar a Sadam. Pero la cancelación en el último minuto del viaje previsto para el viernes parecía indicar que la Casa Blanca ya había perdido la esperanza, muy remota, de deshacerse pacíficamente del régimen iraquí.

"No he visto nada de todo esto en la resolución 1.441 (que autorizó la vuelta de los inspectores). Es el deseo de Bush, pero no de la comunidad internacional. No es la mejor forma de llevar a cabo las negociaciones diplomáticas", respondió ayer a la CNN el embajador iraquí ante la ONU, Mohamed al-Douri.

Washington nunca ha especificado exactamente cómo podría juzgar a los líderes iraquíes por crímenes contra la humanidad, puesto que ni EE UU ni Irak han ratificado el estatuto de la Corte Penal Internacional, teóricamente el único tribunal que podría llevar a cabo tales juicios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de marzo de 2003