Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mundo universitario, cultural y político se vuelca en la despedida a Josep Lluís Blasco

El rector Francisco Tomás destaca la "fuerza de la razón" del filósofo y activista político

Muy nutrido fue el grupo de representantes del mundo universitario, cultural y político que ayer despidió en el antiguo claustro de la Universitat de València al ex decano de la Facultad de Filosofía y fundador de Unitat del Poble Valencià, Josep Lluís Blasco, fallecido a los 62 años el pasado sábado a causa de una larga enfermedad. Una presencia numerosa que puso de manifiesto la estima hacia un hombre marcado por su defensa de la "fuerza de la razón", su rigor, su bondad y su estima a la cultura de su país, tal y como recordó el rector Francisco Tomás.

Los tristes acordes de El Cant dels ocells, la pieza tradicional catalana que Pau Casals interpretó delante del presidente Kennedy como denuncia del franquismo y reivindicación de su cultura minorizada, acompañaron el último adiós que la Universitat de València tributó al catedrático de Teoría del Conocimiento cuyo compromiso inquebrantable con la enseñanza se mantuvo hasta el final de su vida, por encima de su delicado estado de salud. Blasco fue también un luchador antifranquista y defendió toda su vida su lengua y su cultura.

Lo hizo desde una participación activa tanto en la vida política, como social y universitaria.Fue además uno de los pioneros en la introducción en España de los estudios de lógica simbólica, junto a Manuel Garrido, y de las corrientes filosóficas centradas en el análisis del lenguaje, que se traducirían en la pronta incorporación de Wittgenstein y sus discípulos como materia académica.

Su ansia de conocimiento y su estima por la trasmisión del mismo, unida a su carácter abierto y accesible, de irónico humor, le granjearon numerosas amistades, como ayer se puso de relevancia en la concurrencia que mostró su respeto a los familiares de Blasco en el claustro de La Nau.

Los representantes del mundo universitario fueron mayoritarios. Asistieron sus compañeros de Facultad, el equipo de gobierno de la Universitat, integrantes del Institut Interuniversitari de Filologia Valenciana, del Institut d'Estudis Catalans (del que Blasco era miembro), de la Acadèmia Valenciana de la Llengua; profesores de otras especialidades y facultades, de diferentes universidades (como el ex rector de la Autónoma de Barcelona Carles Solà o el catedrático de Filosofía de Girona Josep María Terracabres) o el ex rector Ramon Lapiedra. Muchos de ellos rindieron homenaje la memoria de Blasco ayudando a trasladar el féretro por el claustro en la ceremonia reservada para catedráticos y honoris causa de la Universitat.

Los profesores se confundían con representantes de otros ámbitos de la cultura: Celia Amorós, Adela Cortina, Jesús Conill, Josep-Vicent Marqués, Andreu Alfaro, Ernest Garcia, Eliseu Climent, Doro Balaguer, José Francisco Yvars, Rafael Ninyoles, Ferran Torrent, los ex consejeros socialistas y profesores Vicent Soler, Emèrit Bono o Joaquín Azagra, y el ex consejero del PP y filósofo José Sanmartín (no hubo representación institucional de oro tipo), entre otros. El ex alcalde socialista de Valencia, Ricard Pérez Casado, integraba el grupo de familiares, dado que Blasco era su cuñado.

Pero la comitiva política más numerosa estaba encabezada por Pere Mayor, presidente del Bloc, al que pertenecía Blasco y que nació de Unitat del Poble Valencià, del que él mismo fue uno de los fundadores, y por otros dirigentes nacionalistas como Ferran Puchades, Pepa Chesa o Vicent Guillamon. No se vio en La Nau a ningún representante institucional del PP. Muchos de los asistentes también participaron en la ceremonia dedicada al también profesor y activista nacionalista Alfons Cucó, fallecido hace unos meses.

El único que intervino en el acto fue el rector Francisco Tomás. "Josep Lluís ha sido sobre todo un maestro, en el que se ha hecho realidad el ideal del profesor universitario. Un maestro reconocido y querido por sus discípulos convertidos en amigos", comentó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de marzo de 2003