Reportaje:

La plaza Mayor mira hacia Bagdad

Un grupo de pintores iraquíes sobrevive pintando caricaturas a los paseantes

Sale el sol y la plaza Mayor se llena de grupos que toman el aperitivo en una terraza, músicos que interpretan a los grandes barrocos, turistas en camiseta y también artistas que plantan su caballete para hacer retratos a los paseantes. Gran parte de estos pintores tienen familia en Bagdad. La mayoría son refugiados iraquíes que llegaron en distintas épocas y el pasado fin de semana, como otros, han hecho más de una caricatura a jóvenes que posaban con un "No a la guerra" plantado en el pecho. Pero ellos, ni se inmutan. Imposible adivinar que se trata de refugiados que un día tuvieron que salir huyendo del régimen de Sadam. O de la guerra, como Sadik Shahood, un joven de 23 años que lleva siete en España y siete también acudiendo a la plaza Mayor con sus pinturas. "Con 20 años fui soldado y participé en la guerra del Golfo. Estuve en Kuwait y vi lo que era tener enfrente 30 países sin entender el porqué. Entonces pensé que eso era una guerra tonta y me escapé". A su lado está su hermano Ghalib, de 38 años. "En Irak hay muchos, muchos artistas. Aquí estamos unos 12 pintores de mi país, y casi todos hemos estudiado Bellas Artes. Esto es una manera de sobrevivir", declara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de marzo de 2003.

Lo más visto en...

Top 50