Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La N-I completa su desdoblamiento en Etxegarate con 20 meses de retraso

La Diputación de Guipúzcoa comunicó ayer por sorpresa, a través de una nota de prensa de apenas cinco líneas, la apertura definitiva de la N-I con doble vía en cada sentido a su paso por el puerto de Etxegarate, cuyas obras han acumulado un retraso de 20 meses. El Departamento foral de Transportes y Carreteras informó de que el jueves por la tarde "terminaron los trabajos de afirmado" de un trecho de 400 metros en la calzada de subida al puerto, "el último tramo que quedaba por concluir".

"Abierta la calzada de bajada el pasado mes de diciembre", prosigue la nota, "todo el trazado del puerto se halla en servicio, con dos carriles en cada sentido". El escrito no precisa si las autoridades forales inaugurarán o no la nueva carretera, como hizo el Gobierno navarro cuando abrió su tramo en octubre.

El desdoblamiento del puerto, de 8,4 kilómetros de longitud, ha sido, junto al incidente ocurrido en el viaducto de Larreategi de la autopista A-1, la obra que más quebraderos de cabeza ha causado a los responsables guipuzcoanos de Carreteras.

La Diputación contrató en marzo de 1999 las obras por 45 millones de euros a una unión de empresas formada por Agromán-Ferrovial, Gedi, Sukia y Asfaltos Naturales de Campezo, que posteriormente acordaron con la institución foral modificar el proyecto para mejorar el trazado, lo que ha elevado el coste final de esta infraestructura hasta los 50,5 millones. La inauguración del desdoblamiento estaba inicialmente prevista para julio de 2001, aunque las complicaciones surgidas durante los trabajos y la adversa climatología impidieron a las constructoras cumplir ese plazo.

1,2 millones de multa

La demora se fue prolongando más allá de lo razonable, por lo que la Diputación decidió imponer a las adjudicatarias un plazo máximo -el 18 de junio pasado- para acabar los trabajos bajo la amenaza de una multa de 154.112 euros por cada mes de demora. Desde esa fecha, la apertura definitiva de Etxegarate ha sido anunciada públicamente tantas veces (ocho en total) como incumplimientos han acumulado las empresas, que deberán abonar a la Hacienda foral una multa de casi 1,2 millones de euros.

El desdoblamiento de la N-I en Etxegarate, el único tramo que quedaba por ampliar a cuatro carriles desde Algeciras hasta Irún, se ha realizado sin interrumpir el tráfico por este puerto, salvo en momentos muy puntuales. Por esta vía circulan unos 12.195 vehículos cada día, aunque esta cifra se ha reducido a 10.000 durante las obras. Carreteras calcula que, tras el desdoblamiento, el tráfico llegará a 17.000 vehículos diarios, muchos de los cuales son pesados.

La apertura del puerto se ha producido por fases. Desde diciembre pasado está en servicio la doble calzada de bajada (sentido Irún) y la subida se ha ido completando por pequeños tramos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de marzo de 2003