Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez cita a declarar como imputado al alcalde de Torremolinos

Investigación de las irregularidades denunciadas por un ex edil

El juez que investiga las supuestas irregularidades contables denunciadas por un ex edil del PP en una empresa municipal de Torremolinos ha citado como imputado al alcalde de la localidad, Pedro Fernández Montes. La comparecencia será el 17 de marzo, seis días después de que otro juzgado vea la demanda civil que el regidor interpuso contra su ex concejal por vulnerar su derecho al honor con acusaciones "infundadas".

La citación del alcalde como imputado es en realidad una garantía jurídica, ya que tras su declaración es cuando el juez podrá tomar una decisión sobre su situación procesal. De hecho, José Ávila -el antiguo edil popular cuyas acusaciones han desembocado en un cruce de pleitos- también declaró como imputado el pasado 20 de febrero. Entonces, el ex concejal, que fue expulsado del PP por conducta irregular, ratificó su denuncia pública sobre destrucción de facturas de la empresa municipal Samset para que el Ayuntamiento se las ahorrase, pero negó que hubiera cobrado comisiones para el partido, como había dicho con anterioridad.

La otra novedad en el caso es la aceptación de la querella contra el alcalde presentada por el PSOE el 18 de febrero por cohecho, falsificación e infidelidad en la custodia de documentos. Esta demanda permitirá la personación del Partido Socialista en las diligencias abiertas en el juzgado número 6 en las que se investigan las supuestas irregularidades y en la que hasta ahora sólo estaba IU.

Para el día 12 está prevista la demanda civil que presentó el alcalde contra Ávila al entender sus acusaciones lesionaban su honor. En medio de esta maraña de demandas, hay una querella del alcalde contra su ex concejal - consejero delegado de la empresa Samset durante el período en el que supuestamente se cometieron las irregularidades-. Según este pleito, Ávila cometió un "sistemático desfalco" que ascendió a 50.029 euros y que se realizó, entre otras formas, mediante facturas que se cargaban a Samset por duplicado, en cheque y en efectivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de marzo de 2003