Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AMENAZA DE GUERRA | La cuenta atrás

Rumsfeld anuncia que sus tropas ya están listas para atacar

Fuentes del Gobierno retrasan el comienzo de la guerra hasta la segunda mitad de marzo

Las tropas de EE UU están ya listas para invadir Irak "en cuanto el presidente tome la decisión". Según el jefe del Pentágono, Donald Rumsfeld, sus soldados en la zona están perfectamente preparados para iniciar la operación. Las palabras de Rumsfeld trataban de contrarrestar el revés estratégico que puede provocar la indecisión de Turquía. Fuentes del Gobierno sugerían ayer que la operación, si llega, no empezará antes de mediados de marzo.

Según el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, el despliegue militar en la zona del Golfo ha alcanzado una dimensión y un nivel de preparación que permitiría iniciar inmediatamente la invasión de Irak. "Hemos llegado a un punto en el que si el presidente toma esa decisión, el Departamento de Defensa está preparado y tiene la capacidad y la estrategia para hacerlo", dijo en la cadena pública PBS. El presentador le preguntó si las tropas estadounidenses y británicas estarían listas para ir a la guerra hoy mismo: "Sí", respondió Rumsfeld. Esa afirmación contradice el criterio de analistas militares dentro y fuera del Pentágono, nada convencidos de que las tropas estén suficientemente adiestradas y aclimatadas.

Se calcula que hay algo más de 150.000 soldados en la zona, docenas de barcos de guerra y cientos de aviones, aunque Rumsfeld se negó a cuantificarlo con más exactitud -"no doy números", dijo en la entrevista-. Una fuente del Pentágono indicó a la agencia France Presse que ya había 210.00 en el Golfo.

Sin embargo, fuentes del Gobierno de EE UU citadas por el diario USA Today aseguran que la ventana de actuación para la hipotética campaña militar ha quedado definitivamente retrasada hasta mediados de marzo. Las desavenencias diplomáticas, la falta de criterio común entre Washington y Londres sobre la gramática de una segunda resolución en la ONU y los problemas logísticos han jugado en contra de los planes del Pentágono, que no había ocultado su preferencia por iniciar la operación en los primeros días de marzo, con un margen mayor de tiempo antes de la llegada del calor a fin de mes.

En contra de lo que afirma Rumsfeld, una operación inmediata contra Irak supondría la obligación de iniciarla sin dos de las divisiones del Ejército que deberán llevar el peso de la invasión y que todavía están de camino hacia las bases en Kuwait.

También ha surgido repentinamente lo que el Pentágono denomina "el problema turco". A los estrategas militares les hace el mismo daño no saber cuál será la decisión de ese país sobre el uso de su territorio como tener que esperar a que el Gobierno de Ankara la tome: los barcos que transportan material pesado y tropas por el Mediterráneo se verán obligados a recorrer la península arábiga si Turquía no anuncia su colaboración. Hay al menos cinco buques militares de transporte frente a las costas de Turquía a la espera de una decisión. Llevan a bordo el material de combate de los 17.000 soldados de la Cuarta División de Infantería, todavía acuartelada en Tejas y Colorado a la espera de saber si han de desplegarse en Turquía o en Kuwait.

El cambio de planes obligaría a EE UU a una nueva estrategia de ataque que permita invadir Irak desde una remota esquina del país, la que proporciona Kuwait con la cesión plena de su territorio. Rumsfeld asegura que si Turquía da la espalda a EE UU en la invasión de Irak, "lo haremos de otra manera. Hay alternativas", dijo. Otra división que debe transportar a la zona 250 helicópteros de combate necesita entre dos y tres semanas más para desplegarlos y ponerlos a punto; los helicópteros son esenciales en los planes de invasión rápida diseñados por los responsables de la operación. Los planes se complican todavía más si la nueva comparecencia de los inspectores ante la ONU queda definitivamente fijada para el 7 de marzo. Además, los estrategas preferían iniciar el ataque en noche de luna nueva; a mediados de marzo, la luna estará en fase de crecimiento hasta llegar a luna llena el día 18.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de febrero de 2003