Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CLÁSICA

Con buen pie

La creación de un grupo español especializado en la difusión de la música de nuestros días es, como dice Jorge F. Guerra, director del CDMC, una de las "asignaturas pendientes" de la música en España. Empezó la Academia con buen pie y a ello no es ajeno el trabajo de preparación realizado por Arturo Tamayo, un director de enorme categoría y experiencia en la música de las últimas décadas.

El director madrileño había presentado por la mañana en la Sgae su último disco, un monográfico dedicado a Franco Donatoni con la Orquesta Sinfónica de la Radio de los Países Bajos y la versátil soprano española Pilar Jurado, en el prestigioso sello Stradivarius. Remataba, pues, Tamayo el día con un proyecto de riesgo, pero de los que compensan con creces los esfuerzos volcados.

Academia de Música Contemporánea

Director: Arturo Tamayo. Obras de G. Gombau, J. García Román, F. Ibarrondo (estreno mundial), F. Guerrero y J. L. de Delás. Centro para la Difusión de la Música Contemporánea. Auditorio Nacional. Madrid, 19 de febrero.

Se enfrentaron a un estreno mundial de Félix Ibarrondo, Gacela del amigo, sobre una combinación de textos de García Lorca y el compositor. La obra, dedicada a la memoria de Francisco Guerrero, fue expuesta primorosamente. De Guerrero se interpretó asimismo con maestría el Concierto de cámara. En fin, larga vida a esta Academia tan esperanzadora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de febrero de 2003