Reportaje:

Objetos flexibles

El Museo de las Artes Decorativas de Barcelona presenta una exposición sobre diseño y arquitectura adaptable

El crear un espacio vital flexible que se acomode a las necesidades de cada momento no es un invento de la modernidad. En los pueblos nómadas siempre ha estado presente el concepto de hogar móvil, con utensilios domésticos de fácil transporte y multiciplidad de uso. Sin embargo, en la sociedad contemporánea los nuevos hábitos generacionales y las nuevas configuraciones familiares exigen un entorno hogareño flexible que pueda adaptarse fácilmente a las cambiantes necesidades de las personas. La exposición Living in motion presenta en el Museo de las Artes Decorativas de Barcelona, en el palacio de Pedralbes, un recorrido histórico sobre el diseño y la arquitectura pensado para adaptarse a circunstancias diversas. Living in motion. Diseño y arquitectura para vivir con flexibilidad, de la cual es comisario Mathias Schartz-Clauss, es un avance de las actividades del Año del Diseño, que oficialmente se inaugura el 14 de marzo. Producida por Vitra Design Museum de Alemania, la exposición está formada por objetos y maquetas, y podrá visitarse hasta el próximo 6 de julio.

'Living in motion' ofrece la visión de que la necesidad agudiza el ingenio
Los modernos ordenadores portátiles permiten viajar conla propia oficina

Aunque el palacio de Pedralbes no sea el espacio ideal para demostrar cómo los objetos se pueden adecuar a las circunstancias, Living in motion trata de ofrecer esa visión natural, profesionalizada por el diseño, de que la necesidad agudiza el ingenio. ¿Falta de espacio?..., pues una bañera que puede guardarse en un armario, como la que se exhibe en el apartado Plegar y desplegar. Se trata de una pieza de 1970 que se utilizó en un bloque de viviendas para obreros en la zona alemana del Ruhr. En esta sección, que muestra la necesidad creciente de ganar espacio, se exhiben una gran variedad de sillas, con ejemplos procedentes de la Edad Media y de la Bauhaus. En otro bloque temático se centra la atención en los utensilios que podríamos denominar de viaje o de campaña, como una maleta de pic-nic japonesa de mediados del siglo XVIII y una reciente creación suiza que convierte un anorak en una tienda de campaña. La última nota de esta escala son los modernos ordenadores portátiles que permiten viajar al usuario con su propia oficina.

La exposición cuenta también con el apartado Montar y desmontar, que hace referencia tanto a las viviendas nómadas como a las modernas casas prefabricadas. También puede contemplarse mobiliario para montar, un producto que ha tenido mucho auge en los últimos años, porque representa un ahorro de transporte, producción y almacenamiento. En esta sección hay nombres destacados, como el del arquitecto escandinavo Alvar Aalto, del que se presenta un conjunto de taburetes apilables producidos entre los años 1932 y 1933.

La idea de movimiento y desplazamiento también se recoge en la exposición con antiguos fogones japoneses que servían para cocinar en distintas partes de la casa, los taburetes de uso múltiple de Costa de Marfil y el televisor Algol 12, producido en Italia en 1963, cuando los receptores redujeron su tamaño y pudieron instalarse en cualquier parte del hogar. En este mismo apartado se incluyen los objetos diseñados para el desplazamiento en la propia vivienda, como una mesa con ruedas de bicicleta diseñada en 1993 por la arquitecta Gae Aulenti.

Otro de los conceptos que han servido para agrupar los objetos ha sido el de adaptación. En él se incluye la maqueta a escala de un iglú canadiense. Estas viviendas de hielo son en sí mismas modificables y ampliables según las necesidades. También es adaptable el sillón Sacco, realizado en Milán en 1968. Las bolas de porexpan de su interior permiten la adaptación específica de cada cuerpo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 15 de febrero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50