Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El metro gana otros 10 millones de viajeros y duplica la cifra de 1996

La financiación propia ha caído más de siete puntos en los tres últimos años

El metro de Bilbao ganó otros 10,8 millones de viajeros el pasado año, en gran medida por la puesta en marcha de la línea de la Margen Izquierda, y totalizó 66,7 millones de usuarios. Esta cifra duplica la afluencia de pasajeros de 1996, el primer año completo de funcionamiento del suburbano. La mayor oferta ha incrementado también el déficit y el metro se autofinancia ahora en un 84,7%, frente al 92% que se alcanzó en 1999.

El crecimiento progresivo de la demanda de este medio de transporte, inaugurado (en la Línea 1) en noviembre de 1995, le ha permitido alcanzar los 250.000 viajeros diarios. La ampliación a la Margen Izquierda -desde el pasado abril se puede viajar hasta Barakaldo y la entrada de Sestao- auguraba un alza, que al final ha sido mayor de lo esperado. La Línea 2 aportó durante el año pasado ocho millones de nuevos pasajeros, pero influyó también en el crecimiento de la Línea 1 (Bolueta-Plentzia), que el pasado año registró dos millones más de usuarios.

La empresa atribuye el aumento en la Línea 1 a los nuevos horarios implantados "con frecuencias de 2,5 minutos prácticamente durante todo el día" entre Bolueta y San Ignacio y de 15 minutos los sábados por la noche.

Octubre fue el mes con mayor número de tránsitos (6,6 millones), y la jornada más utilizada fue la festividad de Santo Tomás, el 21 de diciembre, con 274.849 viajes. Durante todo el año las unidades del suburbano han recorrido 3,6 millones de kilómetros, lo que supone dar la vuelta al mundo cada cuatro días.

Déficit de 6,1 millones

El director gerente, Josu Sagastagoitia, señaló que los gastos aumentaron por encima de los ingresos, con lo que el déficit de explotación ascendió a 6,1 millones de euros. El responsable de Metro Bilbao atribuyó el desfase a la mayor fidelización de la clientela, que ahora opta menos por el billete ocasional y más por el Creditrans, con lo que los ingresos por billetaje descienden; la revisión técnica de seis unidades, con un coste de más de dos millones de euros; la "oferta sobredimensionada" en la línea de la Margen Izquierda, al aumentar los servicios en un 37%, "no siendo compensada en estos momentos con la demanda", y, como cuarto motivo, los planes de formación de la plantilla durante los tres meses anteriores a la puesta en marcha de la Línea 2.

Pese a ello, Sagastagoitia calificó de "francamente buena" la autofinanciación del metro, que ahora se sitúa en el 84,7%, con lo que el 15% restante es asumido por el Gobierno vasco y la Diputación de Vizcaya. "Cualquier metro en el mundo suele tener un 50 o 55% [de autofinanciación], que son cifras que ya justifican la actividad ferroviaria".

El director gerente opinó que el índice actual "mejorará, pero no se llegará al 92%" que se logró en 1999 "mientras no esté toda la Línea 2". Confió en que en los próximos años la cobertura financiera se sitúe "siempre" en torno al 85%. Metro Bilbao aseguró que, pese al alto coste del ramal de la Margen Izquierda, no se limitará la frecuencia o el número de trenes. "Este esfuerzo de personal y mantenimiento tendrá su recompensa a medio plazo, con la ampliación hacia Santurtzi y Basauri, cuando realmente la oferta se ajuste mejor a la demanda". Para 2003, la empresa espera alcanzar los 70 millones de viajeros, un 5% más que el pasado año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de febrero de 2003