Las aerolíneas brasileñas Varig y TAM anuncian su fusión para evitar la quiebra

Varig y TAM (Transportes Aéreos del Mercosur), las dos principales aerolíneas de Brasil con el 80% del mercado local, anunciaron ayer la creación de una nueva compañía aérea conjunta para afrontar la grave crisis del sector de la aviación civil. La nueva empresa, cuyo nombre no ha sido aún divulgado, operará 218 aeronaves que vuelan hacia un centenar de destinos y empleará a 26.000 trabajadores tras la fusión. El comunicado difundido por las dos compañías ayer en Brasilia, no revela los entresijos financieros. Asegura, no obstante, que el objetivo de la creación de una nueva empresa aérea es "reactivar la industria del transporte aéreo nacional con una empresa eficiente y competitiva".

Lo cierto es que Varig se halla en una situación crítica, al borde de la quiebra. La semana pasada unos de sus aviones estuvo a punto de ser embargado en París debido a las deudas por servicios aeroportuarios de la compañía. Por otra parte, el nuevo Gobierno brasileño ya había advertido a ambas empresas de que no les "daría más dinero" si no presentaban de forma conjunta un plan de reestructuración viable. En el caso de TAM, aunque su situación financiera es mejor que la de Varig, no es lo suficientemente holgada como para continuar sola o absorber a su rival, como soñaba hacerlo el fundador de la compañía, Rolim Amaro, que murió al caer el helicóptero en el que viajaba hace más de un año.

Graves pérdidas

Ambas empresas han registrado fuertes pérdidas en 2002. En el caso de TAM éstas ascendieron a casi 1.800 millones de reales en TAM (500 millones de euros) y en el caso de Varig, a 2.450 millones de reales (unos 650 millones de euros). Estos datos, sin embargo, son preliminares y se espera que la cifra definitiva de pérdidas de Varig supere ampliamente la cifra. Por otra parte, esta compañía aérea ya arrastra una deuda de más de 1.000 millones de euros.

En el comunicado, las compañías precisaron que la nueva empresa "preservará los intereses de los usuarios, prestando servicios internacionales y atrayendo a inversores para ingresar nuevos recursos", con el objetivo de buscar "una solución socialmente responsable" para los empleados. Por su parte, el Gobierno brasileño "saludó la iniciativa como parte del proceso de la reestructuración del sector aéreo en el país", según declaró el ministro de Defensa de Brasil, José Viegas. La Bolsa de Valores de São Paulo suspendió ayer la cotización de las acciones de las dos empresas.

Varig registró un crecimiento de sus ventas en España del 15% en 2002 respecto al año anterior, según Europa Press. En la actualidad la aerolínea opera un vuelo diario entre Madrid y São Paulo/Río de Janeiro, así como dos vuelos semanales enre el nordeste de Brasil y Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 06 de febrero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50