Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yugoslavia deja de existir y pasa a llamarse Unión de Serbia y Montenegro

Tras 10 meses de intensas negociaciones, el martes a última hora fue sancionada en el Parlamento yugoslavo, con 84 votos a favor y 31 en contra, la Carta Constitucional de la Asociación Confederativa de Serbia y Montenegro. El presidente de la Cámara baja, Dragoljub Micunovic, proclamó la creación del nuevo Estado y dio por finalizada la existencia de la República Federativa Yugoslava, creada en 1991 tras la disolución de la Yugoslavia socialista.

En la ceremonia no estuvo presente el presidente yugoslavo, Vojislav Kostunica, quien dejará de serlo en un mes, periodo de transición también aprobado por el Parlamento y en el que se fundarán las nuevas instituciones y se elegirán autoridades: el presidente de la Unión, el presidente del Consejo de Ministros, y los responsables de Exteriores, Defensa, Policía, Relaciones Económicas y Minorías.

La Unión de Serbia y Montenegro ha surgido sin capital, sin bandera, ni escudo, ni himno ni dinero común, dado que Serbia utiliza el dinar y Montenegro el euro. En tres años, un referéndum decidirá si este Estado seguirá existiendo o las repúblicas continuarán cada una su camino hacia la UE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de febrero de 2003