Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía detiene a cinco dirigentes de la nueva organización de apoyo a presos de ETA

Askatasuna volvió a la actividad en septiembre a pesar de estar suspendida por Garzón

La policía detuvo anteanoche a los cinco responsables de la "estructura reconstituida de Askatasuna", la organización de apoyo a presos de ETA que sustituyó a Gestoras pro Amnistía después de que el juez Baltasar Garzón suspendiera las actividades de ésta. El Ministerio del Interior explicó ayer que, pese a estar también suspendida, Askatasuna había vuelto a la actividad "con el mayor descaro" mediante la convocatoria de "homenajes a etarras", que habrían estado "controlados por ETA". Uno de los detenidos, Iñaki Reta, estuvo 14 años en prisión por pertenencia a ETA.

La operación contra Askatasuna es continuación de la desarrollada contra Gestoras, cuyas actividades fueron suspendidas por Garzón el 2 de noviembre de 2001. Esta organización fue sustituida inmediatamente por Askatasuna (Libertad), pero el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional también declaró a este epígono ilegal en febrero de 2002, por considerarla "parte integrante de ETA".

Askatasuna, según Interior, "entró en un cierto periodo de inactividad" tras su suspensión, aunque seguía manteniendo abierta oficina en Bayona, en el País Vasco francés, donde el ciudadano galo Jean François Lefort, Lof, ejerce de portavoz. La policía asegura que a partir de agosto comenzó "una progresiva reconstitución de sus actividades de manera abierta y usando su denominación y logotipo". La organización volvió a trabajar a pleno rendimiento con la convocatoria de una serie de actos "controlados por la organización terrorista ETA".

Homenajes a etarras

El primer acto consistió en el homenaje a Egoitz Gurrutxaga Gogorza y Hodei Galarraga Irastorza, fallecidos el 23 de septiembre de 2002 por la explosión de un artefacto que manipulaban en el interior de un coche en Bilbao. La última convocatoria antes de las detenciones fue una manifestación en San Sebastián convocada anteayer que, según el juez Garzón, "continuó con una acto convocado en el polideportivo Joxean Gaska de San Sebastián por la plataforma por la desobediencia Bai Euskal Herriari, vinculada a la organización EKIN controlada por el frente armado de ETA".

Durante la operación fueron detenidos Joseba Iñaki Reta Frutos en Artxondo (Vizcaya); Asier Virumbrales Amenábar, en Durango (Vizcaya); Iñaki Loizaga Arnaiz, en Vitoria; Ixone Urzelay Bengoetxea, en Hernani (Guipúzcoa), y Sabin Juaristi Arrieta, en Azkoitia (Guipúzcoa).

El Ministerio del Interior aseguró que durante los registros de sus domicilios, así como los llevados a cabo en sedes "que Askatasuna ha venido utilizando para el desarrollo de sus actividades en Bilbao, Vitoria, Hernani y Amorebieta", fueron localizados "materiales documentales e informáticos" que están siendo analizados, "así como cantidades de dinero".

Tres de los detenidos (Reta, Virumbrales y Urzelay) ya fueron implicados por el juez Garzón en las actividades de las Gestoras pro Amnistía. Frutos, además, ya pasó 14 años en prisión (de 1982 a 1996) por pertenencia al comando Mugarra de ETA y por colocar varias bombas en instalaciones eléctricas.

Captación

El ministro del Interior, Ángel Acebes, afirmó ayer que Askatasuna es una de las primeras organizaciones suspendidas del entramado de la banda que ETA "ha querido reorganizar". La información facilitada por su departamento agrega que la organización suspendida ha aportado "medios y recursos para la ejecución de actos de exaltación de la violencia terrorista y de quienes la practican"; ha convocado "jornadas de lucha en las que se producen abundantes daños", así como "coacciones a las personas"; ha ejercido el "control y dirección del colectivo de militantes de ETA" presos, "asumiendo su función de mantener la cohesión interna y su sostenimiento económico", y supuestamente ha ejercido "actividades relacionadas con la captación de militantes para la estructura operativa de ETA, así como la participación en actos de violencia callejera".

Ayer mismo, la asociación de familiares de presos de ETA Etxerat afirmó durante una rueda de prensa que las cinco detenciones han sido practicadas "sin ningún tipo de argumento" y advirtió de que si el motivo es el defender los derechos de los reclusos, será necesario encarcelar a todos los miembros de esta organización. En dicha rueda de prensa estuvieron presentes el portavoz de este colectivo, Ramón Gaztelumendi; el de Askatasuna, Jean-François Lefort, y el abogado de Batasuna Jon Enparantza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de febrero de 2003