LA TRAGEDIA DEL COLUMBIA

Bush: "Los viajes al espacio seguirán"

Como ya hiciera Ronald Reagan en 1986 tras la explosión del Challenger, el presidente George W. Bush se dirigió ayer a los estadounidenses para honrar la muerte de los siete tripulantes del Columbia y asegurar que los "viajes en el espacio seguirán", pese a la tragedia.

Bush se enteró de la noticia en su residencia de Camp David, donde pasaba el fin de semana. Decidió regresar enseguida a la Casa Blanca, para coordinar los esfuerzos de rescate y llamar a los familiares de las víctimas.

A media tarde comparecía ante las cámaras. "Hemos perdido al Columbia", dijo el presidente. Alabó el valor de los siete tripulantes que "asumieron un grave riesgo por el bien de toda la humanidad". "Conocían el peligro pero se enfrentaron a él voluntariamente", dijo Bush, quien aseguró que el accidente no interrumpirá la carrera espacial. "La causa por la que murieron seguirá, continuaremos nuestros viajes por el espacio".

En tono lento y pausado, Bush citó al profeta Isaías, "Levanta los ojos y mira hacia el cielo", y terminó asegurando que "el mismo creador que ha puesto nombre a las estrellas también conoce los nombres de las siete almas que honramos hoy. La tripulación no ha vuelto sana y salva a la Tierra, pero recemos para que ahora esté en su hogar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 01 de febrero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50