Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trinidad Jiménez propone abrir los museos una noche por trimestre

La candidata socialista se reúne con el alcalde de Berlín

La candidata socialista a la alcaldía de Madrid, Trinidad Jiménez, propuso ayer la apertura nocturna de los museos de la ciudad cuatro veces al año. Aunque con un ritmo menos intenso -una vez cada seis meses-, algo similar se viene haciendo con mucho éxito en Berlín, la capital alemana dirigida por el socialdemócrata Klaus Wowereit, con quien Jiménez se entrevistó ayer durante 45 minutos.

La candidata socialista se desplazó ayer a Berlín para departir con su alcalde, al igual que ya hizo en semanas anteriores con los regidores de Londres y Roma. Próximamente, también viajará a París para entrevistarse con su primer edil.

Al menos en lo que a sus actividades culturales se refiere, "Berlín es un modelo para toda Europa", sentenció Jiménez al término de la reunión con el alcalde alemán, el cual le deseó mucha "fuerza" en su campaña electoral.

La candidata prometió que los museos abrirán una noche por trimestre, si sale elegida el próximo 25 de mayo. Dependiendo de la estación del año, la noche de puertas abiertas irá acompañada de eventos relacionados con alguna de las artes: "En primavera se programará alguna actividad relacionada con la escultura; en verano, el turno será para la música; en otoño, para el teatro, y en invierno, para la pintura", explicó Jiménez, que se pronunció también a favor de "reactivar la cultura madrileña" con nuevos centros culturales y programas de intercambio artísticos.

En Berlín se realizará precisamente hoy, por decimotercera vez, la llamada Larga Noche de los Museos, que, semestre tras semestre, atrae alrededor de 45.000 visitantes que por la compra de una sola entrada -12 euros- pueden visitar hasta las 2.00 más de noventa salas de exposiciones, trasladándose de un sitio a otro con un servicio especial de autobuses urbanos. También otras ciudades como París y Munich cuentan con programas similares. Jiménez aseguró que, en el caso de instaurarse esta idea en Madrid, las visitas a los museos serían gratuitas.

Según la candidata, otras experiencias de la capital alemana que deben tenerse en cuenta para Madrid son la reforma urbana sin entorpecer el tráfico y la planificación de edificios emblemáticos que marquen el paisaje urbano.

"Como modelo único, ninguna ciudad puede ser tomada como ejemplo para Madrid", advirtió Jiménez. El alcalde Wowereit asintió: "Las diferencias son demasiado grandes como para dar consejos".

Aunque con un número similar de habitantes, los problemas más acuciantes de ambas urbes son diametralmente opuestos: mientras la capital alemana está prácticamente en quiebra, Madrid goza de un presupuesto saneado, pero, por contra, sufre intensos atascos, un alto precio de las viviendas y una creciente inseguridad, asuntos secundarios en Berlín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de febrero de 2003