Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desalojan a los encerrados en un ambulatorio de L'Hospitalet

Los Mossos d'Esquadra desalojaron ayer de madrugada a una treintena de personas, entre personal sanitario y usuarios, que participaban en un encierro pacífico en el ambulatorio de La Torrassa, en L'Hospitalet, en protesta por el cambio de gestión anunciado por la Generalitat para este centro y para el nuevo CAP de Collblanc, lo que consideran una maniobra de privatización de la asistencia primaria en la ciudad.

A la una de la madrugada representantes de los encerrados y la subdirectora del Departamento de Sanidad, Rosa Creus, celebraron en La Torrassa una reunión en la que no se llegó a ningún acuerdo. Dos horas más tarde, una docena de agentes de la policía autonómica se trasladaron al ambulatorio en cinco furgonetas antidisturbios; mientras, un agente de paisano filmaba a las personas concentradas, a las que se exigió su identificación.

El concejal de EUiA en el Ayuntamiento de L'Hospitalet, Ramon Luque, se presentó ante el mando policial como responsable del acto de protesta y éste procedió a tomarle los datos por si se decide inculpar a alguien por un presunto delito de ocupación de un servicio público fuera de horario de visitas. Posteriormente los Mossos dejaron salir a los manifestantes.

El alcalde de L'Hospitalet, el socialista Celestino Corbacho, calificó ayer la actuación policial de "desproporcionada" teniendo en cuenta la actitud pacífica de los manifestantes y éstos aseguran que "estudiarán tomar medidas legales". El encierro de protesta fue secundado por varias decenas de personas en otros dos ambulatorios de la ciudad, el de Can Serra y el de Sanfeliu.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de enero de 2003