Jiménez promete una Concejalía de Mayores si obtiene la alcaldía

Arnedo compara a la candidata con el primer Felipe González

"La capacidad de Trinidad Jiménez para transmitir alegría, ilusión y la fuerza que nos permita ganar estas elecciones me recuerda a los primeros tiempos de Felipe González". Así definió Elena Arnedo, número tres en la lista del PSOE para las próximas municipales, el empuje de la candidata socialista. En el distrito de Salamanca, donde ayer se detuvo el Trinimaratón II, Jiménez prometió crear una Concejalía para Mayores que haga que los ancianos "se sientan parte integrante de la ciudad".

El convoy del Trinimaratón II tomó ayer las calles del distrito de Salamanca. La ginecóloga Elena Arnedo, tercera en la lista del PSOE para las elecciones municipales, acompañó a la candidata socialista a la alcaldía y aseguró que el empuje de Trinidad Jiménez "recuerda a los primeros tiempos de Felipe González".

La doctora socialista hizo estas declaraciones en el Centro Lista, un hogar del pensionista de gestión privada -situado en el número 13 de la calle de Francisco Silvela- y que preside su padre, Juan José Arnedo, de 87 años. Fue durante la segunda parada que realizó ayer la candidata dentro de su recorrido bautizado como Madrid, barrio a barrio, un nuevo maratón con el que Jiménez visitará los 21 distritos de la capital en poco menos de dos meses.

Arnedo se sumó allí al segundo día del Trinimaratón II por el distrito de Salamanca (148.594 habitantes). El recorrido comenzó en el colegio público Guindalera donde Jiménez prometió "la puesta en marcha, antes de seis meses, de un plan de urgencia de obras de mantenimiento y mejora de centros escolares públicos en el distrito". Salamanca cuenta tan sólo con tres escuelas públicas, mientras que otras 18 son concertadas y cuatro estrictamente privadas.

A mediodía, Jiménez se encontró con Elena Arnedo en el hogar del pensionista, donde la candidata realizó el segundo de sus siete compromisos por el barrio de Salamanca: la creación de "una Concejalía de Mayores". Con ella, Trinidad Jiménez afirmó que los ancianos volverán a "sentirse parte integrante de la ciudad". En Salamanca, casi el 25% de los habitantes tiene más de 65 años. La candidata se comprometió a realizar un "plan integral de atención al mayor que no sólo se ocupe de la atención sanitaria, sino que dé voz a los mayores para que sepamos cuáles son sus iniciativas".

Además, Jiménez se comprometió a crear tres circuitos de carriles-bici en los perímetros de los parques de Fuente del Berro, Eva Perón y Breogán; remodelar el mercado de San Cayetano; crear un plan de seguridad en el distrito que luche contra la piratería comercial, la venta ilegal y los robos a comerciantes; construir un aparcamiento para residentes en el barrio de Fuente del Berro y hacer cumplir las ordenanzas de carga y descarga para evitar atascos.

'Amapola', Brooklyn y parquímetros

Eran 19. Cuatro guitarras, 11 bandurrias y un cantante. Entre todos sumaban varios siglos de edad, pues ninguno de los integrantes de la rondalla que dio la bienvenida a la socialista Trinidad Jiménez en su visita al hogar del pensionista (Centro Lista) tiene menos de 65 años. Le ofrecieron Amapola. "De amor escuche la dulce queja", fue el sutil mensaje escondido en la letra que cantó un tenor experto. La candidata se dio por aludida. Les prometió una Concejalía de Mayores y escuchar sus reivindicaciones. "Devolverles la voz y hacerles parte integrante de la ciudad". Elena Arnedo, la tercera en la candidatura socialista al Ayuntamiento, se perdió la habanera. Llegó con 10 minutos de retraso. Se lo perdonaron y, más aún, la piropearon llamándola Rosa de Madrid en un chotis que el tenor no cantó, por no ser éste su estilo. Y allí Arnedo comparó a la candidata socialista con los primeros tiempos de Felipe González "por su capacidad para transmitir entusiasmo, alegría y fuerza". Después ambas se fueron a Brooklyn, una tienda de ropa en el número 134 de la calle de Alcalá. Salvador Bellido, propietario y presidente de la Copyme, una de las asociaciones de pequeños comerciantes de la región, bautizó así su tienda por un hermano suyo que vivía en ese famoso barrio de Nueva York, donde falleció. O al menos así lo dijo ayer una de las dependientas del establecimiento. No fue la única tienda a la que entraron. Visitaron una farmacia, un local especializado en trajes de novia, otro en ropa deportiva, una galería comercial... Así hasta el cierre de los comercios, cuyos dueños pidieron a la candidata más seguridad, regulación de horarios y un trato no discriminatirio de los trabajadores autónomos. Pero no todo fueron promesas y peticiones. Los parquímetros funcionan, según aseguró María José Pérez, una controladora del Servicio Regulado de Estacionamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 28 de enero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50