Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica decide no rebajar el precio de la conexión a Internet a través de ADSL

Telefónica de España no tiene previsto aprovechar la posibilidad que le ofrece el Gobierno de rebajar un 10% el precio de la conexión a Internet a través de ADSL (conexión a alta velocidad a través de la línea telefónica básica), al entender que no es necesario porque el mercado ya crece a buen ritmo como prueba el hecho de que ya se hayan superado el millón de abonados, según aseguró ayer el presidente de la operadora, Julio Linares.

A este respecto, el ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, señaló que la bajada de precios es una opción de Telefónica, pero que como "de momento" el ritmo de introducción es suficientemente bueno, el Gobierno no va a tomar ninguna medida para instarle a que aplique la citada rebaja.

La Asociación de Internautas (AI) ya ha anunciado que va a poner en marcha "todas las medidas necesarias" para lograr que Telefónica de España aplique la bajada, que ya fue anunciada por Piqué el pasado mes de octubre. Según la AI, si Telefónica de España puede comercializar los servicios de ADSL a otras empresas (oferta mayorista) a cerca de 22 euros, puede bajar el precio que cobra a los particulares, que ahora pagan 39,07 euros al mes.

Tanto Linares como Piqué hicieron esta declaraciones en el acto de toma de posesión del cargo del nuevo presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), Carlos Bustelo, en sustitución de José María Vázquez Quintana.

El nuevo presidente de la CMT, de 66 años, expresó su deseo de que el sector de las telecomunicaciones vuelva al "círculo virtuoso" basado en el incremento de las inversiones, la innovación y los servicios, lo que reduce las tarifas e incrementa el tráfico, algo que, a su vez, vuelve a hacer que suba la capacidad de inversión de las compañías.

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, quien también estuvo presente en el acto, indicó que la nueva regulación del sector "refuerza claramente las competencias de la CMT", que como órgano regulador goza del "máximo respaldo político, parlamentario y social".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de enero de 2003