Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casi 28.500 trabajadores de Educación votan el miércoles

La educación pública, que con sus casi 28.500 trabajadores es la mayor empresa de Euskadi, celebra sus elecciones sindicales el miércoles próximo. El personal, tanto docente como no docente, de la red pública no universitaria y de la Universidad del País Vasco (UPV) ha sido convocado a las urnas. Son exactamente 28.467 personas (profesores funcionarios, trabajadores de los colegios privados publificados, de las ikastolas publificadas, de educación especial, de limpieza y cocina y de la UPV) que elegirán a 290 delegados sindicales.

En estos comicios el censo de electores ha aumentado en 1.662 personas, entre las que destaca el colectivo del profesorado de religión, con 113 trabajadores. Los electos serán 28 más que en 1999.

La cita del miércoles con las urnas es importante no sólo por la amplitud de este colectivo, si no también porque los resultados globales de los anteriores comicios, cuatro años atrás, arrojaron prácticamente un empate a tres bandas. ELA obtuvo 62 delegados, LAB logró 61 y Comisiones Obreras (CC OO) tuvo una espectacular subida que le supuso 60 representantes.

CC OO arrebató en aquella ocasión a STEE-EILAS (que cayó de 49 a 42 delegados) la supremacía en el colectivo de profesores no universitarios, que aglutina a cuatro de cada cinco trabajadores de la enseñanza.

El miércoles las urnas dirán si el gran avance de CC OO fue consecuencia del fallo del Tribunal Supremo que tres semanas antes dio la razón al profesorado en un litigio salarial contra el Departamento de Educación. El proceso había sido promovido por Comisiones. Aunque la central insistió entonces en que su subida de 47 a 60 delegados no era fruto del "voto coyuntural", el resto de las centrales lo atribuyeron directamente a la decisión judicial. UGT obtuvo entonces 29 delegados.

El otro gran colectivos de la Administración vasca, Osakidetza, se ha quedado sin elecciones sindicales por el momento. Un juzgado de lo social de Bilbao las suspendió cautelarmente hace dos meses, después de que el Sindicato Médico denunciará "grandes irregularidades" en la convocatoria.

La Ertzaintza, en cambio, eligió a sus representantes sindicales el pasado noviembre. ELA desbancó por 102 papeletas al independiente Erne, que perdió el apoyo de muchos de sus afiliados. No obstante, todos los sindicatos de la policía vasca han consensuado una plataforma de reivindicaciones ante el Departamento de Interior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de enero de 2003