Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIAS

La industria de consumo confía su futuro al ocio en el hogar sin hilos

La feria CES muestra dispositivos para conectar a la red doméstica y ver su contenido a través del televisor o el PC

La red doméstica, especialmente inalámbrica, se convertirá en el núcleo de la oferta tecnológica de 2003, a tenor de lo presentado en la Feria de Electrónica de Consumo (CES) de Las Vegas. Tanto Microsoft como Intel destacaron el papel crucial que la red doméstica jugará en los próximos años, con múltiples dispositivos conectados. Sony considera que el acceso principal a la red se hará a través del televisor, mientras que Dell piensa que el ordenador personal mantendrá su papel predominante.

Como cada principio de año, los principales representantes de la industria informática y de electrónica de consumo se citan en CES para mostrar la oferta tecnológica. La rápida implantación de redes inalámbricas en los hogares, muy por encima de lo que se pensaba, es lo que ha hecho que proliferen los dispositivos de tamaño reducido y conexión sencilla para presentar información a través de la tele o el monitor del PC.

MÁS INFORMACIÓN

Bill Gates, cofundador y estratega de Microsoft, considera que los avances en paralelo que se están produciendo en los dispositivos, la conexión y los servicios refuerza el progreso de otras áreas y fomenta la popularidad de otros dispositivos.

La proliferación de dispositivos, piensa Gates, no está pensada para que unos sustituyan a otros. "La gran transición que se está produciendo no consiste en cambiar de tamaño de pantalla o de forma de aparato, sino en manejar distintos dispositivos y hacer que trabajen juntos". Para ello, reconoció, se debe avanzar en el desarrollo de programas y de estándares.

Mayor libertad

Craig Barrett, presidente ejecutivo de Intel, se mostró convencido de que la innovación dará a los consumidores "mayor libertad para conectarse a otras personas y acceder a información y entretenimiento desde cualquier lugar y con cualquier dispositivo. Dijo que "todos los consumidores serán usuarios de tecnología digital", y elogió la tecnología inalámbrica.

Hace dos años, Barrett introdujo en CES el concepto de PC extendido, que significaba que los ordenadores personales ampliaban sus funciones al conectarse a Internet y a otros dispositivos como cámaras digitales, MP3 y ordenadores de bolsillo. Ahora afirma: "El PC continúa siendo el dispositivo más potente y flexible y seguirá aumentando de capacidad, pero las tecnologías inalámbricas están siendo integradas en el PC, con lo que el usuario tendrá mayor libertad y flexibilidad".

Intel ha retrasado hasta mediados de año la introducción de una tecnología para reducir el consumo de los portátiles, conocida con el código Banias y que se llamará oficialmente Centrino. Centrino sólo soportará la norma 802.11b o WiFi, cuando estaba previsto que también funcionara con la 802.11a de mayor velocidad.

Los dispositivos que funcionan con esta última norma han sido uno de los ausentes de la feria, después de haber sido promocionados en 2002. Kunitake Ando, presidente de Sony, también hizo una encendida defensa de la red doméstica y describió un escenario futuro del hogar en el que el televisor tiene una presencia más activa, ubicua e interactiva. La visión de Sony pasa por el desarrollo de una red doméstica inalámbrica, con el desarrollo de ordenadores y dispositivos audiovisuales que operen conjuntamente.

Michael Dell, responsable de Dell, contradijo unas horas más tarde al presidente de Sony al insistir en que "el ordenador personal está siendo el centro de la experiencia de entretenimiento" del consumidor. "Vamos hacia un estilo de vida donde más y más dispositivos se comunican entre sí", pero dejó caer que los consumidores están pagando demasiado por estos productos y "la eficacia del modelo de negocio de venta directa de Dell puede beneficiarlos".

Tom Engibous, responsable de Texas Instruments, auguró una oleada este año de dispositivos portátiles conectados a Internet, gracias al desarrollo de chips específicos, llamados DSP, que procesan en tiempo real multitud de funciones que llevan integradas y consumen muy poca energía.

Entre los dispositivos anunciados destacan el ordenador de bolsillo de Sony que captura fotografías y las envía sin cables a través de Internet, la videocámara digital de Samsung que graba las secuencias en un disco duro y además es reproductor de vídeo y música. Sandisk presentó unas tarjetas Compact Flash que llevan memoria y comunicación inalámbrica. Viewsonic, Philips y varias empresas mostraban pantallas planas que se conectan al PC sin hilos y que funcionan con la tecnología Smart Display de Microsoft, conocida como Mira. Linux también se integra en los pequeños dispositivos gracias a la versión de Montavista Software.

Llegan los 'relogates'

La última propuesta de Microsoft es un reloj de muñeca inteligente. No sólo dará la hora con precisión atómica y de acuerdo al huso horario, sino que informará del tiempo y de las noticias. Será uno de los primeros productos con "tecnología de objetos personales inteligentes" de Microsoft.Los relojes serán fabricados por Fossil, Suunto y Citizen y se venderán a finales de año. Cada reloj llevará un procesador a 28 MHz y 512 K de memoria ROM y 384K de memoria RAM. Como dijo Gates, esto supone cuatro veces la velocidad de proceso y ocho veces la memoria del PC original de IBM de 1982. La información del reloj la proporcionará la frecuencia modulada de la radio. Se prevé que varias estaciones de radio ofrezcan el servicio a un coste mínimo. Roger Gulrajani, director comercial de SPOT en Microsoft, asegura que el ancho de banda de FM está infrautilizado, y sus ondas serán empleadas para emitir datos a los coches. A final de año, 300 estaciones de radio cubrirán dos tercios del territorio de Estados Unidos y emitirán datos digitales con la tecnología Ibiquitiy, que hace poco recibió la licencia del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de enero de 2003

Más información