Entrevista:JOSEPH BARBERA | Animador y fundador de Hanna-Barbera

"Los ordenadores se han unido a la animación"

Joseph Barbera (Nueva York, Estados Unidos, 1911) es uno de los grandes nombres de la animación. Fundador en 1957 de la compañía Hanna-Barbera junto a William Hanna (fallecido el año pasado) ha dedicado prácticamente toda su vida a crear fantásticos personajes, como Los Picapiedra, Tom y Jerry, Don Gato, Scooby Doo, El oso Yogui, La Hormiga Atómica, Leoncio y Tristón o Los supersónicos. Hanna y Barbera supieron adaptarse a las nuevas tendencias, y de su factoría salieron series de nueva generación como Las supernenas, Vaca y Pollo o El laboratorio de Dexter. Durante más de 40 años han atrapado al público con una impresionante variedad de dibujos que en España están presentes en Cartoon Network (Canal Satélite Digital y redes de cable).

En una entrevista concedida a este canal, Barbera considera que los ordenadores "son una herramienta maravillosa" para utilizarlos en ciertos procesos de la creación de cualquier película o dibujo animado. "Hacen las cosas mucho mejor que la mayoría de los humanos", dice. Sin embargo, en lo que se refiere a la parte más sentimental y romántica de la animación asegura que nada puede sustituir al cariño que añade un dibujante. "Ocurre que esto no le importa a casi nadie. Lo que cuenta es el hecho de que los ordenadores se han convertido en una parte imprescindible de la animación actual, y creo que siempre van a estar unidos".

La primera colaboración entre los dos mitos de la animación tuvo lugar en 1938. Un año después volvieron a trabajar juntos en un cortometraje que convirtió en estrellas a Tom y Jerry. Su popularidad en todo el mundo superó las expectativas. Hanna y Barbera se incorporaron a la todopoderosa Metro Goldwyn Mayer. Más tarde se independizaron, y en 1960 llegó su consagración con el lanzamiento de Los Picapiedra. Se trataba de una propuesta televisiva arriesgada, ya que era la primera serie de dibujos animados para adultos que se emitía en horario de máxima audiencia. "Nunca he desarrollado una serie pensando exclusivamente en los niños. Intento crear dibujos animados que entretengan a un público de todas las edades", comenta Barbera.

Fascinado por los dibujos de Disney, intentó incorporarse al gigante de la animación. "Cuando era pequeño, lo único que teníamos a nuestro alcance era Popeye. Vi el corto Skeleton dance y me fascinó tanto que decidí escribir una carta a Walt Disney. Hice un dibujo de Mickey Mouse y lo mandé a los Walt Disney Studios. Poco después recibí una carta en la que me decían que Walt iba a ir a Nueva York y que cuando estuviera en la ciudad me llamaría. Esperé y esperé y nunca me llamaron. Después me dijeron que si quería podía ir a California para una prueba. Ahora me alegro de no haberlo hecho. Habría desaparecido entre cientos de animadores y ése habría sido mi final. No habrían existido Los Picapiedra".

Barbera ha cosechado 247 premios, entre ellos siete oscars y ocho emmys. Una de sus innovaciones fue la combinación de dibujos con actores de carne y hueso. Recuerda la "memorable secuencia" de Gene Kelly bailando con el ratón Jerry en Invitación a la danza. "En Dangerous when wet unimos la imagen de Esther Williams nadando a través del Canal de la Mancha junto a Tom y Jerry. Me parece un modo muy original e interesante unir el mundo de la animación con la imagen real".

Joseph Barbera.
Joseph Barbera.EL PAIS

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 12 de enero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50