Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez investiga una supuesta falsificación del censo impulsada por el industrial del PP Fenoll

En 1999, un pueblo murciano cursó 340 nuevas altas, de las que 78 procedían de Orihuela

Alicante / Orihuela

Un juez investiga una denuncia por falsificación del censo electoral de Abanilla (Murcia), limítrofe con Orihuela, supuestamente impulsada por el empresario y militante del PP Ángel Fenoll. En las elecciones municipales de 1999, Abanilla cerró el censo con 340 nuevas altas - entre ellas militantes del PP y empleados de Fenoll- de las que 78 procedían de Orihuela, registradas en casas deshabitadas y semiderruidas. El PSPV acusa a Fenoll de planear la operación para garantizar la victoria del PP y su actividad en la localidad, donde explota un vertedero.

Abanilla (una localidad de unos 5.000 habitantes, a unos 15 kilómetros de Orihuela) es uno de los puntos neurálgicos de la actividad económica del militante del PP Ángel Fenoll. El empresario es propietario de un vertedero, según él, ubicado en el término de Abanilla, pero, para los jueces y la Policía Local, en la pedanía oriolana de La Murada. Esta instalación, al igual que la que explota en la pedanía de Torremendo, funcionan desde 1995 de manera ilegal.

El anuncio de un grupo independiente de concurrir a las elecciones municipales de 1999 en Abanilla alertó al entorno de Fenoll y del PP, según denuncian los socialistas. Abanilla cerró el censo con 340 nuevas altas y el PP renovó la mayoría absoluta.

La denuncia sobre supuestas irregularidades en el censo la cursó la propietaria de una vivienda de la población. Esa casa deshabitada y semiderruida, y otras en similares condiciones, fueron los domicilios elegidos por los nuevos censados. En algunas viviendas se llegaron a dar de alta hasta 10 personas, y otros lo hicieron en domicilios inexistentes.

El PSOE de Abanilla se personó en la causa, que instruye un juzgado de Cieza, al comprobar que la mayoría de las altas correspondían a militantes del PP y empleados del industrial Fenoll. Algunos de los trabajadores denunciados han reconocido ante el juez que se dieron de alta por orden del empresario. "Fenoll nos hizo todo el papeleo", declaró uno de elllos.

Mientras, el PSPV denunciará el caso a la Fiscalía de la Audiencia de Murcia tras verificar que 78 de las altas proceden de Orihuela, "familiares del PP y empleados de Fenoll", precisa Francisco García Ortuño, secretario general de los socialistas oriolanos. "La operación la ideó Fenoll con el respaldo del alcalde de Orihuela, José Manuel Medina", añade Ortuño.

El industrial declinó ayer cualquier responsabilidad. "El caso ha sido ya sobreseído dos veces", dijo. "Tengo más de 250 empleados y cada uno se censa donde quiere", añadió. El caso ha sido reabierto por la Audiencia de Murcia para que se tome declaración al funcionario del censo de Abanilla.

Asiduo del banco de los acusados

El empresario y militante del PP Ángel Fenoll es un asiduo del banquillo de los acusado. Y, al contrario que su imperio empresarial que no ha parado de crecer desde finales de los ochenta, en sus sucesivos encuentros con la justicia ha cosechado derrotas, en forma de condenas, una de ellas por tenencia ilícita de armas.Fenoll acumula otras dos condenas con un nítido poso de corrupción política. La primera fue por un delito electoral. La Audiencia de Alicante dictó en 1995 una setencia firme en la que dejó probado que en las elecciones municipales de 1991 Fenoll compró votos por correo para el PP a vecinos de Orihuela, a cambio de 200 euros.La segunda es reciente y está relacionada con la malversación de una donación de 49.000 euros que unas religiosas entregaron al Ayuntamiento de Orihuela, cuando ocupaba su presidencia el ex consejero Luis Fernando Cartagena. Fenoll fue condenado a un año por falsificación y Cartagena, a cuatro por malversación.El PSPV sostiene que Fenoll es la punta de lanza de una "trama de corrupción" entre alcaldes del PP y empresarios afines en La Vega Baja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de enero de 2003

Más información