Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vidarte dice que la crisis del Guggenheim rebajará la ambición de sus proyectos

El director general del Museo Guggenheim Bilbao, Juan Ignacio Vidarte, cree que la severa crisis que sufre la Fundación Guggenheim de Nueva York, obligada a reducir su presupuesto a la mitad, despedir empleados y cerrar su sede del Soho, afectará a los proyectos de exposiciones compartidas con el Guggenheim Bilbao, que serán "menos ambiciosos". Vidarte destacó ayer que aunque ambos museos responden al mismo modelo, el Guggenheim Bilbao mantiene su autonomía de financiación.

La pinacoteca bilbaína aspiraba a alcanzar el millón de visitantes en 2002 pero, finalmente, se quedó en 851.628, lo que supone una pérdida de 70.000 personas respecto al año anterior. Vidarte atribuyó el descenso a los efectos del 11 de septiembre sobre la economía y el turismo internacionales. Los datos más preocupantes se registraron en la primera mitad del pasado año, con pérdidas de público del 38%. La afluencia de visitantes se recuperó, sin embargo, en el segundo semestre y disfrutó de un repunte en las vacaciones navideñas.

Como consecuencia del descenso de visitantes, el impacto del museo en la economía del País Vasco también ha sufrido un ligero retroceso. Las actividades del Guggenheim generaron en 2002 unos 162 millones de euros en el PIB vasco, frente a los 168 del ejercicio anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de enero de 2003