Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CATÁSTROFE ECOLÓGICA

El consorcio Alfa Group se deshace de la empresa que fletó el 'Prestige'

La venta se debe al daño de imagen causado por el hundimiento

El consorcio ruso Alfa Group ha vendido todas las acciones de Crown Resources, la empresa que contrató el Prestige, a los dirigentes de ésta. Ahora, la petrolera que fletó el barco monocasco culpable de la catásfrofe ecológica desatada en las costas de Galicia ha sido rebautizada como Energy, Resources and Commodities Trading Company (ERC). Una de las causas de la venta, según algunos funcionarios de Alfa, es el daño hecho a la imagen del consorcio por el hundimiento del petrolero.

Crown fue comprada por un grupo de seis de sus gerentes, encabezados por Jost Villiger, jefe de las operaciones suizas. Con su nuevo nombre, la empresa continuará teniendo su sede principal en Zug. Steven Rudofsky, director ejecutivo de Crown, no se encuentra entre los que la compraron y no trabajará en ERC; tampoco Alexéi Kuzmichov, que era presidente del consejo de directores de Crown, se encuentra entre los compradores, aunque seguirá teniendo relaciones con la empresa como asesor.

Los fracasos perseguían últimamente a Crown Resources. Así, sus dos últimos grandes proyectos -la compra de la firma del famoso especulador estaodunidense Marc Rich y la creación de una bolsa con participación de Crown donde se vendiera todo el petróleo ruso que va a Europa a través del oleoducto Amistad- no pudieron realizarse. Pero lo que más daño ha hecho a la reputación de todo el consorcio Alfa ha sido el hundimiento del Prestige. "Aunque formalmente no puede responsabilizarse del desastre ni a Crown ni a Alfa, ya que el barco no era de ella, ustedes nos han culpado a nosotros", dijo un funcionario de Alfa, agregando que eso ha provocado una gran "pérdida de imagen" del consorcio.

Unión Fenosa

Pero las opiniones dentro de Alfa están divididas en cuanto a si el escándalo surgido a raíz del naufragio del petrolero ha influido o no en la decisión de deshacerse de Crown. Hay algunos que llegan a decir que por culpa de éste Alfa no ha podido llegar a un acuerdo con Unión Fenosa, aunque otra fuente consultada por este corresponsal señaló que no hay nada de eso, ya que este año no se preveía firmar nada con esa compañía eléctrica.

"Se está negociando con Unión Fenosa, pero se trata de un proceso largo y no se espera un acuerdo hasta mediados de 2003", señaló. Sin embargo, analistas económicos que no trabajan en Alfa consideran que la venta de Crown ha sido motivada en gran parte por lo sucedido con el Prestige. "Es una decisión más política que económica", comentó Alexandr Korchaguin, de la firma Prospekt.

Crown, fundada en 1992, constituyó durante un tiempo el principal negocio de Alfa y se convirtió en uno de los principales exportadores del petróleo ruso por ser el vendedor exclusivo del crudo de la Compañía Petrolera de Tiumén, que también forma parte del consorcio. Hace dos años, a través de Crown TNK, vendió dos millones y medio de toneladas de crudo y nueve de derivados del petróleo. Pero a partir de 2001, TNK comenzó a usar mucho menos los servicios de Crown. Eso, sin embargo, no ha significado una disminución de las operaciones de Crown, afirma su vicepresidente, Andréi Vargánov, quien explica que si antes trabajaban casi exclusivamente con petróleo ruso, ahora lo hacen con crudo de Irak, Venezuela y otros países.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de diciembre de 2002