Pujol compara el pacto de CiU y el PP con los de Macià durante la Segunda República

El presidente de la Generalitat y de Convergència i Unió (CiU), Jordi Pujol, defendió el día 25, ante la tumba de Francesc Macià, primer presidente de la Generalitat republicana, el pacto de CiU con el Partido Popular (PP) comparándolo con el de Macià y el primer Gobierno de la Segunda República, que dio lugar, justamente, al restablecimiento de la Generalitat.

Como cada 25 de diciembre, el Gobierno catalán, la Mesa del Parlament y representaciones de algunos partidos realizaron anteayer un homenaje floral a Macià, ante su tumba en el cementerio de Montjuïc. Maciá falleció el día de Navidad de 1933, hace ahora 69 años. Al acto asistió también el líder de la oposición socialista, Pasqual Maragall. El partido del que Macià fue fundador y primer líder, Esquerra Republicana (ERC), realizó su propio homenaje.

Pujol aprovechó la ocasión para defender el pacto de CiU con el PP tomando pie del hecho de que Macià, que había sido el principal líder independentista, tuvo que negociar con el Gobierno provisional de la República española. Para trazar el paralelismo entre su pacto con Aznar y el de Macià con los líderes de la naciente República, Pujol sostuvo que negociar no significa claudicar "si se tienen convicciones hondas".

Pactos y claudicaciones

El presidente se refería al conocido episodio de las negociaciones de 1931 entre Macià, que el 14 de abril había proclamado en Barcelona la república catalana, y los enviados del Gobierno provisional de la Segunda República, Fernando de los Ríos, Nicolau D'Olwer y Marcel.lí Domingo. El resultado de la negociación fue la instauración de la Generalitat en lugar de la república catalana. Posteriormente, Macià tuvo que negociar también con el Gobierno de la República y los partidos que lo sustentaban asuntos tan delicados como el contenido del estatuto de autonomía.

Algunos sectores independentistas acusaron entonces a Macià de haber claudicado de sus ideales. Pujol comparó aquellas negociaciones, de las que dependía la consolidación del fin de la monarquía y de la naciente Segunda República, con sus pactos parlamentarios con el PP de José María Aznar durante las dos últimas legislaturas autonómicas. "Se pueden producir desgracias o errores", dijo, "pero lo que no se pueden producir son claudicaciones". Además de justificar su política actual, Pujol elogió la figura de Macià como la de "un gran patriota que a veces no fue entendido por su idealismo".

Además de rendir homenaje a Macià, el secretario general de ERC, Josep Lluís Carod, tuvo un emotivo recuerdo para los exiliados republicanos que tuvieron que abandonar Cataluña tras la guerra civil y auguró que en las próximas elecciones autonómicas ERC obtendrá su mejor resultado desde el fin de la dictadura.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción