OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Actitudes reprobables

Asistí a la manifestación del domingo como un ciudadano más no adscrito a ningún partido político pero plenamente identificado con el lema de la pancarta y con las condiciones que explicó el lehendakari: la manifestación debía transcurrir en silencio y solamente habría una pancarta portada por ciudadanos anónimos.

Después de haberla vivido, me parecen evidentes cuatro acciones reprobables. La primera, antes de la manifestación, corresponde al del PP. Sus razones para no asistir valdrán incluso votos en el resto del Estado merced al control de los medios, pero aquí en Euskadi todos sabemos que su estrategia es la de negar sistemáticamente todo lo que propongan los partidos del Gobierno vasco.

La segunda, durante la manifestación, fue del colectivo ¡Basta ya!, apoyado por algunos dirigentes del PSE. La exhibición de su propia pancarta y de los globos era un claro y provocador intento de contramanifestación, que me recordaba las de los batasunos. Muchas de ellas tuve que soportar en las concentraciones de Gesto por la Paz. La tercera fue la de algunos manifestantes que reaccionaron airadamente ante la actitud de los anteriores. Aquella provocación no lo justificaba. La cuarta, finalmente, fue del señor Arzalluz después de la manifestación. Me pareció lamentable que manifestara su satisfacción porque un grupo importante de ciudadanos también vascos no asistieran a la manifestación a la que el lehendakari nos convocaba a todos.

Estos reproches no restan ni un ápice al éxito de la manifestación en el que las palabras de Maixabel Lasa, magníficamente leídas, fueron el broche final.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de diciembre de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50