Aumentan los jóvenes deseosos de abandonar el hogar paterno

Los jóvenes siguen en casa de los padres, pero aumentan las ansias de independencia. Tres de cada cuatro hijos entre los 15 y los 29 años viven en el hogar paterno, pero el 51% se ha planteado abandonarlo. En 2000 sólo el 46% pensaba en hacerlo. El dinero es el gran freno para la autonomía. Ocho de cada diez jóvenes que continúan en el hogar familiar carecen de los 1.000 euros mensuales que, de media, consideran necesarios para vivir donde deseen. Así lo establece el sondeo de opinión que ayer difundió el Instituto de la Juventud.

- De hogar a hogar. La encuesta, realizada con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), revela que el principal motivo para abandonar la casa paterna ha sido la formación del hogar propio (43,1%). A continuación se sitúan la adquisición de independencia y autonomía económica (22,6%) y los estudios (18,9%).

- Dependencia económica. Sólo el 23% de los jóvenes vive exclusivamente de sus ingresos (en 2000 lo lograba el 19%). La mayoría cuenta con el respaldo económico de los progenitores. Quienes dependen de su familia disponen de una media de 56 euros semanales para sus gastos. Los jóvenes con autonomía económica tienen 894 euros mensuales de media para sus necesidades.

- Antes sexo que porros. Según el sondeo, predominan los padres permisivos. En términos generales, seis de cada diez son poco o nada estrictos y las madres toleran más que los padres. Más de la mitad de los progenitores admite de buen grado que los hijos vuelvan a casa a la hora que quieran, que duerman fuera o que se reúnan con los amigos en el hogar familiar. El mayor rigor paterno surge ante las drogas y, en menor medida, el sexo. Sólo el 7,7% de los jóvenes dice que podría fumar porros en casa sin problema (al 70% no se lo permitirían bajo ningún concepto). Dos de cada diez jóvenes aseguran que sus padres admitirían sin queja que el joven se acostara con su pareja en el domicilio familiar (el 55,3% de los progenitores se negaría tajantemente). La mayoría de los hijos (86,6%) considera bastante o muy buenas las relaciones con sus padres.

- Pareja igualitaria. Aunque sólo en uno de cada cuatro hogares hay un reparto igualitario del trabajo doméstico, los jóvenes definen como su hogar ideal aquel donde la pareja trabaje y comparta por igual las tareas familiares. El 5,4% prefiere que sólo trabaje fuera el hombre. El 12,6% prefiere que la mujer trabaje menos y se ocupe de la casa.

- Desigualdad de oportunidades. Seis de cada diez jóvenes creen que los hombres tienen más oportunidades que las mujeres. Al elegir jefe, al 70% le resulta indiferente el sexo. El 14,7% prefiere una jefa (sobre todo por que las mujeres son "menos autoritarias y más flexibles"). El 13,4% opta por un jefe, sobre todo porque las mujeres son "quisquillosas".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS