El Gobierno aprecia "errores" en el informe de Bruselas que cuestiona la viabilidad de las pensiones

El Gobierno asegura que el informe de la Comisión Europea que pone en duda la viabilidad del sistema público de pensiones español contiene "errores" en los datos demográficos en los que basa sus afirmaciones. Entre esos errores, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Gerardo Camps, subraya el que infravalore la incorporación de inmigrantes al mercado laboral, que la Comisión estima en una entrada anual de 60.000, cuando actualmente "estamos por encima de 160.000", a los que se suman los provenientes de procesos de regularización que, aunque es algo excepcional, elevan la cifra a 230.000.

En materia de población, Camps añade que el informe de Bruselas sostiene que la población española "nunca pasaría de 40 millones y estamos por encima", en 41 millones. Para el secretario de Estado, los datos ponen de manifiesto que "claramente estamos en una situación algo mejor" de la que se plasma en el citado informe.

El vicepresidente económico, Rodrigo Rato, también resaltó que se está produciendo un cambio demográfico "muy importante" con la inmigración. A su juicio, es "más que discutible" hacer predicciones hasta el año 2015 sin tener en cuenta la disminución de la deuda pública en España.

Rato no ve motivos de preocupación, aunque admite que "se debe hacer un seguimiento importante de la evolución de las pensiones, como hacemos desde el Pacto de Toledo, y tomar medidas para suavizar y desalentar el proceso de jubilaciones anticipadas y estimular el alargamiento de la vida laboral, pero no debemos alarmarnos".

El portavoz del PSOE en la Comisión del Pacto de Toledo, José Antonio Griñán, no ve la situación del sistema de Seguridad Social "tan preocupante" como la observa la Comisión Europea y considera que España tiene "capacidad" para afrontar los retos del futuro.

Por su parte, el sindicato CC OO califica directamente de "disparatadas" las críticas del Ejecutivo de Bruselas al sistema español de pensiones. La central cree que se trata de críticas "interesadas" por parte de la Comisión, en respaldo a los sistemas de capitalización y de sus gestores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de diciembre de 2002.

Lo más visto en...

Top 50