Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Universitat hará pruebas extra para alumnos con planes antiguos

La Universitat de València acordó ayer, a través de su Consejo de Gobierno, la convocatoria de exámenes extraordinarios para alumnos con problemas de permanencia en la Universitat, por haber cursado planes de estudio declarados a extinguir, no transformados o ya extinguidos en 2002. Se trata de "las primeras medidas que se toman", aseguró el rector, Francisco Tomás, "para paliar los problemas de permanencia que padecen un grupo de estudiantes de la Universitat y en próximas reuniones del Consejo de Gobierno será necesario adoptar más medidas en ese sentido". Un numeroso grupo de alumnos había iniciado protestas por encontrarse en esta situación y ver peligrar su continuidad en el campus. Las condiciones para acogerse a estas convocatorias especiales es que no hayan podido ya matricularse este mismo curso o bien les falte un máximo de 24 créditos para acabar en el caso de planes a punto de extinguirse o que no han sido reformados. Para efectuar la matrícula se fijarán fechas que "con suficiente antelación y con la información pública adecuada".

El máximo órgano ejecutivo de la Universitat aprobó, por otra parte, los presupuestos para el año próximo que, por primera vez en cinco años, tienen un carácter restrictivo al disminuir con respecto al ejercicio anterior un 3,76 %.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de diciembre de 2002