Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL

Tercera victoria consecutiva de Osasuna en casa

Un solo destello de calidad fue suficiente para que Osasuna continuase son su imparable trayectoria. El magistral lanzamiento de falta de Antonio López y la manifiesta incapacidad del Espanyol fueron más que suficientes para que los locales consiguiesen su tercera victoria consecutiva en casa y se alejen un poco más de la zona peligrosa de la clasificación.

Eso sí, los tres puntos se lograron a costa del público de El Sadar, que tuvo que aguantar setenta y cinco insufribles minutos de juego trabado y romo en oportunidades. El Espanyol no suplió sus bajas con una mayor presión o más entrega de los suplentes, sino que dedicó a especular con un empate que de nada le servía para aliviar su situación.

OSASUNA 1 - ESPANYOL 0

Osasuna: Sanzol; Antonio López, Mateo, Cruchaga, Izquierdo; Rivero (Muñoz, m. 89), Alfonso, Puñal, Moha (Gancedo, m. 66); Iván Rosado (Gorka Brit, m. 68), Aloisi. Espanyol: Sergio Sánchez, Marc Bertrán (Crusat, m. 82), Lopo, Amaya (Velamazán, m 68), Ricardo; Posse, Maxi, Roger, Alex, Morales; Milosevic. Goles: 1-0. M. 46. Antonio López, de falta directa. Árbitro: Rubinos. Amonestó al técnico osasunista Javier Aguirre, Alfredo, Aloisi, Puñal, Marc Bertrán, Morales, Lopo y Crusat. Expulsó a Posse en el minuto 90 por doble amarilla. 14.500 espectadores en El Sadar.

MÁS INFORMACIÓN

Osasuna, por su parte, salió muy ordenado y seguro en defensa aunque volvió a demostrar sus carencias ofensivas. Sólo Iván Rosado y Puñal, de libre directo, pusieron en peligro la portería de Sergio Sánchez durante la primera mitad. El resto del equipo decidió seguirle el juego a los catalanes y se envolvieron en el mismo fútbol gris y rácano, continuamente interrumpido por faltas en el centro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de diciembre de 2002