Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La telefonía móvil se hace imagen

Los operadores confían en un nuevo 'boom' de su mercado gracias al celular que permite enviar fotografías

Las telefonía móvil quiere dejar de ser voz y mensajes cortos de texto. Las compañías creen haber encontrado el nuevo El Dorado en la telefonía móvil multimedia, la que permite enviar fotografías, descargarse juegos o consultar el callejero. Telefónica Móviles, Vodafone y Amena ya han lanzado estos servicios, cuyo despegue comercial se espera para Navidad.

Pese a la campaña, ni siquiera el 10% del millón de consumidores que cambiará de móvil esta Navidad optará por el multimedia

El 'cliente multimedia' generará una factura mucho más elevada que el abonado tradicional que sólo habla o envía mensajes de texto

Todos los pronósticos que se han realizado hasta ahora sobre telefonía móvil han resultado fallidos. Bajo esta advertencia, las previsiones de la telefonía multimedia vuelven a ser espectaculares. El número de mensajes móviles multimedia (MMS), que permite el envío de fotografías (realizadas con el propio móvil), acompañada de una grabación y un texto, superará a los actuales mensajes de texto (SMS) en 2007, según un estudio de Yankee Group, y para esa fecha los terminales MMS, que ahora comienzan a comercializarse, representarán el 69% del total, según refleja un análisis de Credit Suisse First Boston.

Como el fenómeno del multimedia es tan nuevo en Europa, para las prospecciones de futuro se recurre a Japón, donde la mensajería con imágenes lleva funcionando desde hace dos años. Allí, la penetración del MMS alcanzó el 9% de los clientes en junio y se llegará al 20% a finales de año. La mitad de los abonados a J-Phone, la primera compañía que comercializará este tipo de mensajes, es usuario del MMS.

En España, el MMS ha comenzado a arrancar. El pionero fue Amena, que lanzó su oferta el verano pasado. Luego se sumó Telefónica Móviles (TME) y, posteriormente, Vodafone. Ninguna de estas compañías se atreve a dar cifras sobre el número de clientes que se pasarán a la tecnología multimedia, salvo Vodafone, que estima que captará 100.000 abonados para su Vodafone Live!

Campaña de Navidad

Sin embargo, será la campaña de Navidad el despegue definitivo de estos nuevos servicios, aunque, en cifras absolutas, las ofertas del móvil normal (que sólo permiten el envío de voz y mensajes de texto) seguirá acaparando abrumadoramente el mercado. De hecho, todos coinciden que ni siquiera el 10% del millón de personas que renovarán su móvil en esta campaña (el número de nuevos abonados no será muy significativo, dado que España cuenta ya con más de 32 millones de abonados) optará por los móviles multimedia.

El principal escollo para la popularización del móvil multimemedia es el alto precio de los terminales, entre 400 y 800 euros, aunque esa cantidad puede verse rebajada entre un 20% y un 50% si se acogen a alguna de las ofertas que ofrecen las operadoras a sus abonados. Pero se trata de terminales esclavos, es decir, que sólo se pueden utilizar con una compañía determinada.

"Los terminales, en cualquier caso, no van a ser un freno al desarrollo de estos servicios ya que Amena cuenta en estos momentos con una oferta de terminal un precio de tan sólo 69 euros", dice Alberto Calero, director de Nuevos Servicios de Amena. También ofrecen sustanciosos descuentos, tanto Vodafone como Telefónica.

En cuanto a las expectativas de negocio, las tres operadoras coinciden en que el cliente multimedia generará una factura mucho más alta que el abonado de SMS pero no todos se atreven a desvelar sus previsiones. El más valiente es Amena, que estima que el ingreso medio por abonado (ARPU) crecerá un 30%, aunque dependerá del perfil de cada cliente. Actualmente el ARPU se encuentra entre 30 y 33 euros, según los datos que ofrece la operadora.

Mayores ingresos

Esos mayores ingresos se dejaran notar en el balance. Y si ahora los servicios de datos suponen un 16% de los ingresos de Amena, con el MMS estos superarán ampliamente el 20% a medio plazo, según Calero.

Por su parte, TME, que ingresa ya el 15% por los actuales servicios de datos, estima que entre un 10% y un 15% de esa cantidad procederán del MMS en 2003, según Teresa Torres, directora de productos de esta operadora.

El consejero delegado de Vodafone España, John de Wit, estima que para 2004 el 20% de sus ingresos procederán de de aplicaciones distintas de la voz.

¿Y qué se puede hacer con un móvil multimedia? Pues no sólo se pueden enviar fotos y animaciones, sino recibir las primeras páginas de los periódicos, bajarse el mapa metereológico, las rutas de tráfico o descargarse juegos. Pero quizá lo más importantes es que, por primera vez, se va a conseguir una verdadera interactividad que se hace patente en el servicio de localización, por el que cualquier usuario puede encender su móvil y encontrar la farmacia o la gasolinera más cercana del lugar en el que se encuentra en ese momento. Baste un ejemplo. Amena ha puesto en marcha un servicio por el que cualquier visitante de Salamanca, durante la capitalidad europea de la cultura en 2002, puede recibir información de los monumentos según los vaya visitando.

La horquilla de precios de las operadoras es muy similar para los distintos servicios: el envío de un MMS cuesta entre 0,6 y 1 euro; la descarga de juegos, 3 euros; melodías polifónicas, 1,5 euros y descarga de imágenes, entre 1,5 y 2 euros.

La novedad evita que exista un perfil del usuario-tipo. "El servicio está dirigido a los usuarios de mensajes de texto entre 18 y 30 años", dice la representante de Telefónica Móviles.

"Todavía es prematuro sacar cuáles son los patrones de uso. Al principio se trata de early adopters" [los locos por la tecnología, haciendo una traducción libre], dice Francisco Román, director de operaciones de Vodafone.

Y, sin embargo, lo más curioso es que esa múltiple oferta de servicios requiere una plataforma tecnológica tan compleja que puede poner en peligro la esencia del móvil: la interoperabilidad. Hasta esta misma semana, los clientes de Telefónica Móviles no podían recibir MMS de Vodafone ni de Amena, ni viceversa, debido a la distinta configuración de los terminales. El conflicto técnico se ha resuelto a última hora.

Vodafone Live!, una ofensiva comercial a escala europea para salir del letargo

Vodafone es la compañía de telefonía móvil más grande del mundo. En España, tras tomar el control absoluto de Airtel, se encontraba un poco dormida, perdiendo cuota en favor de Telefónica Móviles y Amena. Pero el MMS le ha servido para despertar del letargo. El lanzamiento de Vodafone Live!, su oferta multimedia, no sólo le ha servido para salir del letargo, sino que en cierto sentido ha animado al sector, hundido en el pesimismo por el retraso de la tercera generación (UMTS).

Vodafone Live! es una campaña lanzada en nueve países europeos en la que se ha invertido más de 100 millones de euros. En España, los máximos directivos de la filial del grupo británico están también en campaña; sus apariciones públicas se han multiplicado para popularizar el servicio multimedia de la compañía.

"El único objetivo que hemos publicado es acabar en marzo del año que viene con 100.000 clientes. Si se tiene en cuenta los 8,3 millones de abonados que tenemos en total, no puede decirse que sea una cantidad muy significativa, pero se trata del arranque de algo nuevo", dice De Wit. El consejero delegado de Vodafone España hace hincapié en la prudencia con que hay que ver el fenómeno. "Incluso en Japón, donde los mensajes multimedia están muy popularizados, han tardado más de un año y medio en conseguir que el 40% los utilice", dice de Wit.

El mensaje machacón de Vodafone España es que ha arrancado una nueva era para la telefonía móvil, aunque aún no tienen claro (o no desean desvelarlo) las consecuencias financieras que tendrá esta revolución. No dan previsiones sobre el incremento del ARPU, los objetivos de la campaña de Navidad,la estructura de los ingresos según los servicios....

A falta de datos precisos, se insiste en los importante de la apuesta,y en la difererencia sobre las de sus rivales, gracias al carácter multinacional de la firma que asegura la interoprabilidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de diciembre de 2002

Más información