Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guinea Ecuatorial celebra elecciones con el líder de la oposición preso

Guinea Ecuatorial celebra elecciones presidenciales el próximo domingo mientras el líder del principal partido opositor, Convergencia para la Democracia Social (CPDS), Plácido Micó, sigue encarcelado, tras ser condenado en un juicio en el que no se cumplieron las mínimas garantías procesales. Ni siquiera la visita a Guinea de un relator especial para los derechos humanos de la ONU, Ambey Ligabo, o la petición expresa del Senado español han logrado que el presidente Teodoro Obiang Nguema libere a Micó, condenado en junio a seis años y ocho meses de prisión, que cumple en la cárcel infame Black Beach.

Ligabo terminó el lunes su visita con un llamamiento a las autoridades para que "el crecimiento económico" de Guinea se refleje "en un crecimiento paralelo de los derechos humanos". Esta visita, que se produjo tras una petición realizada a la ONU por el portavoz del PSOE en el Senado, Juan José Laborda, ha terminado una semana antes de las elecciones presidenciales, cuya campaña se lleva a cabo en un ambiente que la mayoría de los observadores independientes califican de "poco democrático".

"Quiero subrayar que el Gobierno debe pedir urgentemente la asistencia de las organizaciones de Naciones Unidas y de sus agencias especializadas", aseguró Ligabo el pasado lunes en Malabo. "Debe destacarse que la libertad de opinión y de expresión es uno de los derechos humanos fundamentales", agregó.

"Piden auxilio en español"

"Todo el mundo está convencido de que Obiang va a ganar de cualquier manera", aseguró una persona en contacto con Guinea. Fuentes guineanas indicaron que, aunque la presencia de simpatizantes se ha incrementado en los actos de la oposición, el CPDS, cuyo candidato es Celestino Bacale, sigue sin tener acceso a la televisión. "Guinea Ecuatorial está en condiciones de ser un país próspero en África siempre que haya algo parecido a un Estado", señaló el senador Laborda. En los últimos años, gracias al petróleo, Guinea ha experimentado un crecimiento económico del 33% y ha multiplicado en una década su producción de crudo por 10 (las previsiones para 2003 son de 300.000 barriles diarios).

"Mi opinión es que Guinea no aguanta más. El crecimiento económico derivado del petróleo hace que el traje político se esté rompiendo por sus costuras", agregó Laborda, que cree que España tiene un papel muy importante en la lucha por la democratización de Guinea. "No podemos olvidar lo que yo mismo pude comprobar en junio: en Guinea hay gente torturada que pide auxilio en español", dijo el senador. El pleno del Senado aprobó el lunes una declaración en la que pidió "un mínimo nivel de respeto a los derechos humanos", así como la "pronta liberación" de Plácido Micó. Con un censo inflado y manipulado, los partidarios de Obiang manejan sondeos según los cuales logrará el domingo un 80% de los votos. "Sin fraude, ganaríamos", señalan fuentes de la oposición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de diciembre de 2002