_
_
_
_

Interior califica de no apto a un 'mosso' que quedó parapléjico en un tiroteo

El Departamento de Interior ha calificado de no apto al agente de los Mossos d'Esquadra que quedó parapléjico en un tiroteo en octubre de 2001 durante la fuga de la prisión de Ponent, en Lleida, de Manuel Brito y Francisco Picatoste. Xavier M., funcionario en prácticas de los Mossos, era uno de los encargados de custodiar a Manuel Brito en su traslado de la cárcel al hospital Arnau de Vilanova. El preso aprovechó la salida para fugarse, ayudado por Picatoste, que estaba en libertad tras incumplir un permiso de salida. Los reclusos se abrieron paso a tiros e hirieron al agente Xavier M., quien quedó parapléjico al recibir una bala en la zona lumbar.

Interior condecoró al policía con una medalla al valor en acto de servicio, pero en aplicación estricta del estatuto del funcionario en prácticas se le considera no apto por su discapacidad. El agente ha recibido la indemnización que prevé la póliza de seguros, pero está en ligitio para obtener una reparación económica de la Administración. Los sindicatos de los Mossos señalan que la decisión es "legal", pero pone en evidencia la falta de humanidad de este tipo de decisiones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_