Otro contagio por legionela en Alcoi hace que el PSPV califique el hecho como el "mayor escándalo sanitario"

Una mujer de 88 años de Alcoi, que se encuentra hospitalizada, es la última persona contagiada del brote de legionela que afecta a esta ciudad desde la semana pasada. La Consejería de Sanidad anunció ayer este caso, que se suma a otros dos de la misma localidad y otros tres de Cocentaina -que también ha sufrido los ataques de la bacteria los últimos 10 días-, todos ellos hospitalizados.

La secretaria de Sanidad del PSPV, Encarna Llinares, afirmó ayer que la persistencia de la bacteria es "el mayor escándalo en la historia de la sanidad valenciana", del que responsabilizó al consejero Serafín Castellano, "incapaz de aplicar las medidas necesarias para aislar los brotes que se repiten durante los últimos tres años". La diputada socialista, María José Mendoza, se sumó a las críticas y censuró las manifestaciones vertidas por Sanidad sobre la posibilidad de que la bacteria haya creado resistencias a los agentes de limpieza ya que "las especulaciones añaden más incertidumbre". La portavoz de Sanidad de EU en las Cortes, Ángela Llinares, reclamó la sustitución del consejero de Sanidad, y pidió "más medios humanos y materiales" en la comarca de L'Alcoià.

Por otra parte, empresarios de Alcoi y Cocentaina destacaron ayer el "elevado coste" que supondrá el endurecimiento de las nuevas medidas preventivas. El colectivo, que se reunió con el director general de Salud Pública, Manuel Escolano, mostró su "voluntad" de colaborar pero señaló que la media anual que supone el seguimiento del decreto es de 6.000 euros y que en el caso que se detecte la bacteria en las instalaciones la limpieza puede alcanzar 3.000 euros más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de diciembre de 2002.

Lo más visto en...

Top 50