Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lertxundi confronta la violencia con lo cotidiano en 'Zorion perfektua'

La novela, editada por Alberdania, se publicará en castellano en 2003

Hace unos años, el escritor Anjel Lertxundi mantuvo una conversación con la testigo de un atentado y hubo algo que le llamó la atención: habían pasado varios años, pero ella aún recordaba con nitidez que su madre, ajena a lo que había ocurrido, le cantó las cuarenta por llegar tarde a casa. Entonces vio claro que tenía el punto de partida de un novela: Zorion perfektua (Alberdania), que Alfaguara publicará en castellano. En el libro habla del individuo frente a la violencia y a su propia cotidianeidad.

Lertxundi (Orio, 1948) se inspira en ese hecho real para contar una historia de ficción que podría ser 100% verídica. "No tiene absolutamente nada que no hayamos conocido todos los ciudadanos de este país". La protagonista es una adolescente de 16 años, que tiene toda su ilusión puesta en sacarse el título de piano y trata de limar al máximo su interpretación de la pieza Felicidad perfecta, de Schumman, para superar la prueba. Un día, al salir de la academia, es testigo de un atentado.

"Lo que yo trato de contar son las 24 horas siguientes a ese momento; la vida interior de esta chica, la conmoción que ha supuesto para ella el asesinato de un camello, y la confrontación de esos sentimientos con la cotidianeidad familiar o académica en el instituto", relata Lertxundi. La que habla es ella en primera persona, 14 años después del asesinato, al enterarse de que el autor material del crimen ha quedado en libertad.

Zorion perfektua está ambientada en el País Vasco, pero salvo la protagonista ningún personaje tiene nombres y apellidos. Tampoco siglas la organización terrorista. "Es que, entre otras cosas, da lo mismo que el atentado que se cuenta en esta historia haya sido cometido por las Brigadas Rojas o por una banda guerrillera terrorista en Italia o en Alemania", afirma el autor. "Todos los hechos terroristas son absolutamente iguales".

Esta es la primera vez que Lertxundi aborda de forma tan explícita el problema de la violencia. ¿Quería hablar de terrorismo? "De lo que quería hablar es del individuo enfrentado a la violencia, y de ese contraste entre los flujos de conciencia y el flujo cotidiano". Pero una vez ante el ordenador "hablas de este tema poniendo toda la carne en el asador", confiesa. Y lo hace, a través de un lenguaje accesible, con un registro en el que prima lo narrativo frente a lo reflexivo.

Lertxundi no ha recurrido a testigos de atentados para escribir Zorion Perfektua, que Alfaguara publicará en castellano en 2003. "Un escritor no hace un trabajo periodístico. Pienso que un trabajo de campo excesivo puede llegar a asfixiar novelas de este tipo", señala.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de diciembre de 2002