Los directivos de Mercasa insisten en la comisión que investiga Mercalicante en que el ex gerente les engañó

Los directivos Mercasa, sociedad estatal que participa con un 48,3 en el accionariado de Mercalicante, pusieron una condición para comparecer ante la comisión municipal que investiga el supuesto desfalco de unos seis millones de euros en la empresa mixta: que la sala se blindara a los periodistas. La presidencia de la comisión, que encarna la concejal del PP María Teresa Revenga, aceptó la cláusula y así, a puerta cerrada, declararon ayer el presidente de la sociedad dependiente de Ministerio de Agricultura, Miguel Ramírez; el director de unidades agroalimentarias de la firma, Tomás Horche; y dos consejeros de Mercasa en Mercalicante, Segundo Bermejo y Gonzalo Simón. Ninguno se salió de un guión pactado con el gobierno local, del PP, y todos ellos abundaron en que Mercasa ha sido víctima de un monumental engaño por parte de la persona que la propia sociedad seleccionó para regentar Mercalicante: José Emilio Calvero.

El Gobierno tampoco se aparta de ese guión y, en ocho respuestas a otras tantas preguntas que le formuló la parlamentaria socialista Juana Serna, exculpa a Mercasa de cualquier responsabilidad en el escándalo financiero, y sostiene que la sociedad ha tomado las medidas oportunas una vez descubierta la crisis en Mercalicante: despido del gerente, nombramiento de administradores temporales, auditoría externa, denuncia a la empresa que auditaba las cuentas de Mercalicante y remisión de documentación a la Fiscalía.

Los directivos de Mercasa defendieron todas sus actuaciones en Mercasa y apuntaron que los únicos proyectos del plan de inversiones de los que responden son la construcción de las naves frigoríficas, los proyectos de urbanización y la nave multiservicios. Según estos directivos, el ex gerente actuó por su cuenta en otros proyectos, sin informar al consejo de administración ni a la comisión ejecutiva.

También acusaron a José Emilio Clavero de ocultar la contratación a una empresa, Sime SL, de un proyecto de mercado electrónico de productos agroalimentario. Buena parte del agujero económico de Mercalicante tiene su origen en ese contrato, según la auditoría externa de la empresa mixta.

La oposición se maneja en la comisión de investigación con un guión muy distinto, del que tampoco se aparta: hay responsabilidad de la comisión ejecutiva de Mercalicante -integrada por concejales del PP y directivos de Mercasa- en la situación de quiebra técnica en la que ha quedado Mercalicante. Porque Mercasa avaló las inversiones que han acabado por arruinar la empresa mixta, denuncia la oposición.

Los socialistas consideran al alcalde y a su vez presidente de Mercalicante, Luis Díaz Alperi, máximo responsable del agujero económico de la sociedad mixta. La sesiones de la comisión de investigación continúan mañana.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS