Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luzón identifica las obras de arte del buque 'Westmorland'

El centro cultural de Las Claras, de Murcia, acoge la exposición El Westmorland, recuerdos del Grand Tour, en la que se podrá ver, entre otras, las obras de Anton Raphael Mengs y un retrato de Carlos III, piezas consideradas por el propio pintor "la superación del arte clásico y la cúspide de su propia obra", tal y como explicó el comisario de la muestra, el catedrático José María Luzón, ex director del Prado.

Un estudio de una parte importante de la Historia del Arte, la del gusto neoclásico de los aristócratas británicos de finales del siglo XVIII, conforma la exposición, donde se explica

las obras de arte y libros que contenía el buque, que zarpó desde el puerto italiano de Livorno hasta su apresamiento en el Estrecho y que contenía las propiedades de los ingleses que realizaban largos viajes por Italia, a las fuentes del arte clásico.

José María Luzón ha estudiado durante cuatro años, con un equipo de investigadores, que cuenta con el apoyo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, la Fundación Cajamurcia, la Fundación El Monte y el Ministerio de Cultura, la epopeya de un barco, el Westmorland, que se encargaba de transportar todas las obras de arte, documentos, libros, mapas de los territorios visitados, que son las que precisamente se pueden encontrar en Murcia, y que se trasladará en enero a Sevilla para finalmente acudir a Madrid, a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en abril.

Entre las piezas expuestas figuran Perseo y Andrómeda, de Anton Raphael Mengs, que ha sido trasladado desde el Museo Ermitage de San Petersburgo. También destaca un retrato de Carlos III del mismo autor, que se encuentra en el Museo del Prado, o varias acuarelas y estampas de los maestros John Robert Cozens, C. G. Geissler y Jacob.

En las bodegas del Westmorland se encontraban también, en 1779, ejemplares encuadernados de obras de Santi Bartoli, Frey, Fabris y de Gian Battista Piranesi, del que se incluían 40 volúmenes de sus obras, aunque en Murcia sólo se muestra una parte de ellas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de diciembre de 2002